Nacionales

23 agosto, 2016

Incendian el galpón de una cooperativa de junqueros en el Delta

La Cooperativa de junqueros Isla Esperanza sufrió este lunes el incendio intencional del galpón donde guardaban sus herramientas de trabajo. El hecho sucedió ante la actitud pasiva de la Prefectura apostada en el lugar. El conflicto con el emprendimiento inmobiliario Colony Park como trasfondo.

La Cooperativa Isla Esperanza sufrió este lunes un atentado. El galpón donde guardaban sus herramientas de trabajo fue incendiado por personas desconocidas ante la actitud pasiva de la Prefectura Naval apostada en el lugar.

«Los pobladores isleños vieron salir una lancha a toda velocidad de la cooperativa y una gran llama detrás», denunciaron en un comunicado. Además añadieron que el galpón «quedó en cenizas, perdiendo la totalidad de las maquinarias, las herramientas y los materiales de trabajo que estaban dentro». También guardaban allí materiales de formación y difusión de las distintas actividades que realizan.

Esta no es la primera agresión que sufren. La cooperativa, surgida en 2010, reúne a las familias que fueron o intentaron ser desplazadas por los emprendimientos inmobiliarios de Colony Park S.A. Debido a la «creciente especulación inmobiliaria», la comunidad «ha recibido todo tipo de amenazas y ataques, con el descenlace temerario del reciente incendio», apuntaron.

Al respecto subrayaron que «la empresa que tiene público interés en apropiarse del territorio para la construcción de countrys es Colony Park S.A, empresa vinculada a funcionarios del actual gobierno, empresa que ha llevado a cabo una infinidad de acciones para imposibilitar la permanencia en el territorio de las 10 familias nucleadas en la organización».

Cooperativa Delta CTEP 2Las y los vecinos denuncian también a la Prefectura que, a pesar de tener un puesto de guardia en la zona, no actuó para evitar el incendio y perseguir a los responsables.

“Por orden de la jueza se instaló la Prefectura ahí en la entrada, para custodiar -en teoría- que Colony Park no avance”, declaró Nacho -uno de los miembros de la cooperativa y del Movimiento Nacional Campesino Indígena- a Notas. Sin embargo, denunció que «varias veces» fueron los cooperativistas quienes tuvieron que pararse «frente a las máquinas para que no avancen con las obras y la Prefectura mirando para otro lado”.

Nacho añadió que al enterarse lo que estaba pasando este lunes fueron hasta el galpón, pero al llegar «no había nada por hacer». «Cuando hablamos con Prefectura nos dijeron que no habían visto nada, que no sabían que había pasado”, dijo.

“Constantemente la cooperativa ha sufrido robos y Prefectura nunca demostró ni siquiera ánimo de investigar por más que nosotros hiciéramos la denuncia”, expresó el cooperativista. Incluso recordó que «hace una semana» una familia que había sido desalojada de la isla, intentó «volver a reconstruir en el lugar donde tenía su vivienda». En esa oportunidad Prefectura «los corrió. Les cayó y les impidió que construyan”, cuestionó Nacho.

La organización de las familias

El conflicto en general abarca a 19 familias que, según cuenta Nacho, «a partir de la cooperativa, pudieron generar un espacio de producción». La mayoría el trabajo que se realiza consiste en cortar juncos -‘junquear’- y venderlos. Entonces «la cooperativa nació como un espacio de acopio y para darle valor agregado, para fortalecer la economía familiar”.

A partir de esta iniciativa «se empezaron a desarrollar otras actividades» como la pesca y la apicultura «mediante talleres que se llevaron a cabo con la Subsecretaría de Agricultura Familiar, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI)».

Nacho destacó que “este es un espacio no solamente de producción y resistencia de las familias, sino también de propuesta hacia la comunidad con los talleres, asesoría en términos de derechos posesorios, etc.”.

Consultado sobre cómo van a seguir luego de sufrir este ataque, el cooperativista comentó que “por suerte a partir de la articulación con las distintas organizaciones» que están brindando su apoyo «la intención es reconstruir lo que se venía haciendo hace tanto tiempo y ponerlo de pie”. “No vamos a bajar los brazos y vamos a seguir adelante”, concluyó.

Fotos: Prensa CTEP

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas