El Mundo

7 junio, 2016

Comenzó el Ramadán, el mes más sagrado del Islam

El lunes 6 de junio coincidió con el inicio del mes de Ramadán en el calendario lunar islámico, el más sagrado para una fe seguida por 700 mil personas en Argentina, y más de 1700 millones alrededor del mundo, . Se espera que más de 2 millones de fieles peregrinen a La Meca en sus primeros días.

El lunes 6 de junio coincidió con el inicio del mes de Ramadán en el calendario lunar islámico, el más sagrado para una fe seguida por 700 mil personas en Argentina, y más de 1700 millones alrededor del mundo. Se espera que más de dos millones de fieles peregrinen a La Meca en sus primeros días.

El sello de la profecía

Tras divisarse la luna creciente es que se da por iniciado el noveno mes del calendario lunar islámico: el Ramadán. Para la tradición islámica, fue durante este mes que la revelación divina le fue dada al Profeta Muhammad, llamado Mahoma en los países de habla hispana. Fue de la mano del Arcángel Gabriel que le fue anunciada su tarea como Mensajero de Dios mientras meditaba en una colina cercana a la ciudad de La Meca, en la actual Arabia Saudita.

Es tomado como un mes de purificación espiritual y física, donde se practica un estricto ayuno desde la salida del sol hasta el anochecer durante los treinta días que dura el mes. Quedan exentas del ayuno personas enfermas, ancianas, niños, mujeres embarazadas o viajeros. El fumar, beber alcohol o cualquier otra sustancia y tener relaciones sexuales son prohibidos, así como las acciones dañinas hacia los demás. Se otorga especial atención a la oración y la reflexión individual y colectiva.

Los hogares y mezquitas se vuelven lugares bulliciosos y en ciudades de mayoría musulmana es común toda actividad se detenga durante el momento del rezo y calles enteras sean cortadas por multitudes que se reúnen para el salat o rezo.

Se considera que las bendiciones se multiplican para quienes observen y practiquen con especial detalle cuatro de los cinco pilares de la fe: la oración, el ayuno, la ayuda material a quienes la necesiten y la peregrinación a La Meca.

Estas prácticas reúnen a todas corrientes dentro del Islam, siendo un momento que otorga particular cohesión y refuerza la identidad de la Umma, la “Comunidad de creyentes”.

Fe con rostro humano

Mesut Özil, estrella de la selección alemana de ascendencia turca, adelantó que no observaría el ayuno durante el transcurso de este mes si buscaba jugar durante el desarrollo de la Eurocopa. En el hemisferio Norte este año el ayuno será particularmente exigente ya que coincide con el punto álgido del verano, añadiendo más horas de restricciones físicas. Como Özil, muchos otros deportistas musulmanes que pueblan las selecciones europeas viven el desafío de equilibrar dos aspectos de su vida. Son además un ejemplo.

El recientemente electo alcalde de Londres, Sadiq Khan adelantó que gustaría de aprovechar este mes para combatir los prejuicios hacia el Islam. Musulmán e hijo de pakistaníes, el dirigente laborista debió enfrentar una fuerte campaña de desprestigio por sus creencias religiosas aún cuando su programa y discursos jamás hicieron eco de su fe.

El oro no reconoce reyes o dioses

El seguimiento del Ramadán sin duda trastoca la vida de países enteros. Sectores completos, en especial aquellos vinculados el entretenimiento, el turismo y los alimentos pueden quedar completamente paralizados. Salvo por los servicios públicos más esenciales, muchas tareas quedan relegadas al turno nocturno. Las firmas extranjeras deben adecuarse si gran parte de su planta laboral es practicante, así como los habitantes y extranjeros no musulmanes pueden encontrar las actividades recreativas sumamente limitadas.

Esta reducción de la actividad se transforma en un giro hacia una vida más hogareña y recluida. Por estas razones, el Ramadán también resulta propicio en el calendario de las grandes cadenas de programación televisiva para el estreno de nuevos contenidos. El Ministerio de Solidaridad Social de Egipto anunció recientemente que recompensaría con un equivalente de 100.000 dólares a aquellos programas de televisión, en especial telenovelas, que evitaran mostrar actitudes “indebidas” durante el mes sagrado.

No todos son límites y bajas de la productividad, sin embargo. Se trata también de una oportunidad para el pragmatismo empresarial ya que se elevan la compra de vestimentas tradicionales y productos alimenticios Halal, o “permitidos». Esto ha hecho que en el mercado global la “economía halal” adecuada a estas normas de comportamiento y consumo se vuelva una tendencia en crecimiento para aquellas empresas que quieran incursionar en los países islámicos.

Tiempos de discordia

Pero también las restricciones al movimiento y las medidas de seguridad se intensifican. Este mes es visto por movimientos armados de línea dura como un periodo auspicioso para obtener la victoria en batalla contra los “no creyentes”. Dentro de esta categoría entran también musulmanes que no compartan su visión de la religión. Por esta razón, los aparatos de seguridad e inteligencia a lo largo y ancho de Europa y el mundo islámico intensifican su estado de alerta.

La peregrinación anual involucra a más de dos millones de personas de todos los extractos sociales y orígenes nacionales, quienes se trasladan a La Meca. Esto le otorga a la monarquía saudita una gran responsabilidad de velar por la seguridad de los peregrinos, así como una gran influencia ideológica a nivel mundial.

Durante la peregrinación del año pasado, una estampida provocó la muerte de 769 personas, según cifras oficiales, aunque otras versiones hablan de 2 mil. El incidente se vio en gran medida intensificado por el incremento desmedido de grandes proyectos urbanos, en su mayoría vinculados a la industria hotelera y la especulación inmobiliaria promovida por grandes consorcios saudíes.

Entre los fallecidos había 464 iraníes. Esto propició un nuevo episodio en la cadena de enfrentamientos entre Irán y Arabia Saudita, donde Teherán acusó de negligencia a la monarquía saudí. Este año las autoridades saudíes impusieron severas restricciones en el visado para iraníes que quieran peregrinar.

Julián Aguirre – @julianlomje

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas