Nacionales

31 mayo, 2016

Rosario: otra muerte barrabrava con olor a mafia

La tarde del miércoles 25 de mayo Julio César «Cara de goma» Navarro, un reconocido barrabrava de Rosario Central recibió varios disparos en el pecho frente a su casa y murió pocas horas después. La opinión del periodista y diputado provincial Carlos del Frade.

La tarde del miércoles 25 de mayo Julio César «Cara de goma» Navarro, un reconocido barrabrava de Rosario Central recibió varios disparos en el pecho frente a su casa del barrio 7 de Septiembre. Murió a las pocas horas en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA).

Cara de goma, como lo apodaban en la hinchada auriazul, tenía 53 años, era colectivero recientemente jubilado y lo consideraban el número 2 de la barra. Casado y con cinco hijos, era delegado de la Asociación de Obreros del Transporte Automotor (AOTA), por su trabajo de colectivero en una empresa interurbana.

Según trascendió era muy amigo y compañero de Andrés «Pillín» Bracamonte, el reconocido jefe de la barra “Los guerreros”, aunque no compartían los negocios. Pillín estuvo vinculado con el movimiento de las Hinchadas Unidas Argentinas y fue uno de los hinchas que en 2010 viajó a Sudáfrica para presenciar el Mundial de Fútbol, pero fue deportado en Johannesburgo.

Carlos del Frade, periodista y diputado provincial describe a “Cara de Goma” como “un hombre vinculado al trabajo, que defendía a sus compañeros, era delegado del gremio AOTA, oposición a UTA y éste no es un dato menor. Con un perfil muy diferente a los barras que se conocen ahora, era de los de antes, un tipo que resolvía los problemas de cancha a la trompadas, no con armas y cuchillos”.

En las sucesivas notas que publicaron distintos medios de comunicación locales, se repetía la misma idea: “Era un buen tipo”. Y así lo decían los testimonios de las decenas de personas que se acercaron al Hospital la noche de su muerte. El asesinato del número 2 de la barra de Central, una de las más influyentes y poderosas del país, no resulta un tema menor.

El diputado provincial afirma que “esta muerte es otro mensaje de las bandas narcos, el asesinato del verdadero jefe de la barra de central pero con un perfil muy diferente. Navarro no estaba vinculado en los negocios del narcotráfico, era muy querido y respetado, era el verdadero líder de la barra, Pillín ya no estaba tan presente”.

Cuando una muerte vincula a las barras bravas de reconocidos clubes de nuestros país con bandas narcos, la combinación es tan estremecedora como conocida. Abunda la impunidad en los casos que investigan estos hechos de violencia, y son prácticamente nulos los procesos de investigación transparentes que se conocen.

Tras consultarle por el nivel de entrelazamiento existente entre estos sectores el periodista Carlos del Frade fue contundente: “El negocio de las barras bravas supone un vínculo entre los grupos narcos, la policía, el poder político y judicial. Desde ya que este asesinato es una muestra más de esto”.

Uno de los factores claves es el Poder Judicial, son los jueces y fiscales quienes tienen la responsabilidad de echar luz sobre estos hechos y arrojar conclusiones que puedan abonar al esclarecimiento y desentramando de dicha connivencia. En una entrevista a un medio gráfico local, el fiscal de la causa Florentino Malaponte prefirió «no avanzar en ninguna línea en especial» y agregó que «se están analizando las declaraciones tomadas en el Hospital de Emergencias entre allegados y familiares de la víctima poco después de que el cuerpo de Navarro fuera llevado hasta allí, y también algunos testimonios recabados en la subcomisaría 21ª».

Por su parte, tras ser consultado por Notas sobre su opinión respecto de cuál considera que debería ser la actitud de la fiscalía frente a este asesinato, del Frade sostuvo que “la fiscalía debería dar los datos sobre el juicio a los Cantero, que aún hoy y después de haberse sentenciado un juicio abreviado desconocemos”.

En una entrevista con Radio Sur FM 88.3, el diputado se refería al hecho como un acontecimiento «muy triste para la democracia porque la abreviatura del juicio que debió llevar a prisión perpetua al jefe de Los Monos, el principal grupo asesino y narco que tiene la Provincia de Santa Fe, de prisión perpetua va a pasar a nueve años”.

En relación a la responsabilidad de la fiscalía, agregó: “Debería decir también qué pasó en esos casos, de qué se tratan esas empresas criminales. Principalmente deberían investigar cómo se financian los Cantero, los Pillin, y tanto otro más. Qué grupos empresariales ponen a disposición su banquete de abogados y contadores para el negocio del narcotráfico en nuestra provincia. Quienes son los empresarios que compran kilos y kilos de pasta base en Paraguay y Bolivia y la venden en los barrios periféricos de nuestra ciudad».

«Pero ya sabemos que no lo van a hacer porque el poder judicial en nuestra provincia es tan cómplice como el federal. Ojalá algún día se sepa, y la ciudadanía pueda entender de qué se trata todo este gran entramado”, analizó.

Desde la legislatura provincial, y tras conseguir una banca en las elecciones del 14 de junio de 2015, Carlos del Frade impulsò diversos proyectos. Así se ha avanzado en “pedidos de informes sobre la cantidad de armas que maneja la policía, y cuántas tienen en su poder los grupos narcos». Esa información es necesaria «para empezar a desarmar este tejido delictivo que gobierna nuestros barrios, nuestras ciudades».

Finalmente el diputado señaló que está promoviendo que los distintos ministerios «impulsen iniciativas territoriales, lúdicas, para el cuidado de la salud, educativas, deportivas para llenar así de políticas públicas para la vida los barrios de nuestra provincia”.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas