Nacionales

11 febrero, 2016

La policía dispersó a los tiros un corso en Quilmes

El martes pasado, y todavía con la imagen fresca de la represión a la murga del Bajo Flores, la policía irrumpió a los tiros en un corso que se realizaba en el Municipio de Quilmes. El objetivo era dispersar «bandas» que se estaban peleando entre sí.

El martes pasado, y todavía con la imagen fresca de la represión a la murga del Bajo Flores, la policía irrumpió a los tiros en un corso que se realizaba en el Municipio de Quilmes. El objetivo era dispersar «bandas» que se estaban peleando entre sí.

Si bien las versiones sobre porque las fuerzas de seguridad irrumpieron en el corso son diversas, de lo que no hay dudas es que dispararon balas de goma en el medio de un corso donde se encontraban familias con menores de edad.

El portal local El Termometro citó a la agrupación Vecinos de Quilmes Solidarios, que en Facebook publicaron: “Graves incidentes se registraron en la última jornada de carnaval en el centro de Quilmes. A poco de iniciarse las primeras horas del 9 del febrero y por causas que están en plena investigación, debieron actuar las fuerzas policiales especiales con asiento en Quilmes para llevar tranquilidad a la gran cantidad de vecinos que esperaban ser parte de una verdadera fiesta popular».

Siempre según el relato citado «los principales protagonistas de la noche fueron los policías y las balas de goma utilizadas a los fines de calmar a los revoltosos que huyeron por las calles del centro de la ciudad. Ante la gravedad de los hechos y con motivo que participaban miles de chicos quilmeños, las autoridades municipales, organizadores del evento decidieron abruptamente la suspensión del mismo, por lo que varias murgas no pudieron completar su espectáculo”.

Las fuentes policiales confirmaron a El Termometro que hubo “peleas entre grupos” de diferentes barrios, por lo que que efectivos del Grupo de Apoyo Motorizado (GAM) tiró “balas de goma al aire” para dispersarlos.

Otra versión es la que dio Marcela, una vecina que se encontraba en el corso, al portal Con los pies en el barrio. “En un momento un grupo de chicos empezó a tirar botellas hacia la gente y la policía les llamó la atención. Después un chico se metió a bailar con la murga y lo sacaron», dijo. Fue en ese momento «cuando policías corrieron por la plaza de la estación y empezaron a tirar balas de goma. Después cayeron más policías, pero del susto ya no quedaba nadie”. “Tuvimos que salir corriendo porque disparaban con balas de goma”, añadió.

Inmediatamente el evento fue suspendido y varias murgas quedaron sin poder hacer su show. Suponiendo que la policía actuó, según su versión, con el fin de dispersar a grupos violentos, llama la atención el carácter exagerado de la respuesta, poniendo en peligro a todas las personas que asistieron al lugar.

Esta línea de conducta se inscribe en los hechos sucedidos hace pocos días en el Bajo Flores contra la murga “Los Auténticos Reyes del Ritmo” que tuvo una importante repercusión mediática, al punto que obligó al gobierno a rever la versión oficial que había dado de los hechos. Pero además hubo casos de agresión y represión a murgas también en San Juan y Merlo.

Según pudo saber Notas, distintas murgas autogestivas están planificando realizar una movilización en los próximos días para denunciar estos atropellos.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas