Mundo Gremial

3 febrero, 2016

Despidos en el programa nacional de salud sexual y reproductiva

Los despidos en el sector público continúan sucediéndose en áreas sensibles para la población más vulnerada y desprotegida. Esta semana les tocó a 20 trabajadores del programa nacional de salud sexual y reproductiva.

Los despidos en el sector público continúan sucediéndose en áreas sensibles para la población más vulnerada y desprotegida. Esta semana les tocó a 20 trabajadores del programa nacional de salud sexual y reproductiva.

En diálogo con el programa “Con el pie izquierdo” de Radio Sur, Camila Lynn, trabajadora del programa y delegada de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), repuso los argumentos con los que desde la Subsecretaría de Salud Comunitaria justificaron la “reducción de personal”.

“Nos dijeron que a ellos no les interesaba un programa de este tamaño, que querían un programa de 15 personas”, señaló Lynn. Cabe aclarar que el programa, que hasta el día lunes contaba con 56 trabajadoras y trabajadores es, como su nombre lo indica, de carácter nacional. “Con 15 personas no vamos a poder plantearnos ni cumplir con los objetivos con los que veníamos en un programa que ayuda reducir la mortalidad materna, que ayuda a planificar los embarazos, a que personas de diferente tipo puedan acceder a una salud de calidad y pasaríamos a ser un programa sobre todo administrativo”, añadió la delegada gremial.

Como señaló Notas el pasado 14 de enero, el programa, creado por ley en el año 2002 y puesto en marcha en el 2003, tuvo como misión promover la igualdad de derechos, la equidad y la justicia social; así como también contribuir a mejorar la estructura de oportunidades para el acceso a una atención integral de la salud sexual y reproductiva.

Asimismo, se proponía lograr algunos objetivos como: alcanzar para la población el nivel más elevado de salud sexual y reproductiva con el fin de que pueda adoptar decisiones libres de discriminación o violencia, prevenir embarazos no deseados, promover la salud sexual de las y los adolescentes, garantizar a toda la población el acceso a la información, orientación, métodos y prestaciones de servicios referidos a la salud sexual y procreación responsable y potenciar la participación femenina en la toma de decisiones relativas a su salud sexual y procreación responsable, entre otros.

Para llevar a cabo el vaciamiento de un programa vital, sobre todo para las mujeres de todo el país que cuentan con menos recursos a la hora del acceso a la salud, fue sostenido con un único argumento la necesidad de “achicar”.

Los 20 trabajadores despedidos no fueron parte de ningún balance o evaluación: “No nos conocen -contó Lynn-, desde que asumió la nueva gestión nos estamos presentando para que empecemos a trabajar”. “A principios de enero nos llegó un telegrama diciendo que suspendamos las funciones, que dejemos de trabajar hasta nuevo aviso. Estamos parados pidiéndoles que vengan a conocernos, y ahora nos dicen que despidieron gente en base a cómo trabajan, cuando no nos conocen ni saben cómo trabajamos”, insistió y remató: “Los despidos fueron totalmente al azar, no podemos saber nada de ellos excepto que van a continuar”.

Al día de hoy además el programa está acéfalo, sin coordinación y sin dirección nacional. Sumando la cantidad de despidos realizada y los que anuncian a realizarse, el resultado no puede ser otro que la vulneración de los derechos sexuales y reproductivos de infinidad de personas a lo largo y ancho del país.

La delegada gremial informó a Radio Sur que los trabajadores despedidos y los que aún conservan su puesto de trabajo se concentrarán junto con los demás empleados del Ministerio de Salud en la puerta del edificio, situado en la avenida 9 de Julio, para manifestarse contra la ola de despidos. “Ya nos avisaron que todas las semanas tienen que presentar un listado de personas a despedir, hoy nos tocó a salud sexual, pero la semana que viene seguramente le toque a otro programa o a otra área”, concluyó Lynn.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas