Batalla de Ideas

29 octubre, 2015

Massa sin definición para el ballotage, se pronunció por «el cambio»

Por Roberto Bellato. El líder del UNA, que el pasado domingo quedó en tercer lugar con 5.2 millones de votos, dijo que «la Argentina necesita un cambio». En declaraciones en televisión horas después de hablar en el Hilton, dijo que “no quiere que gane Scioli”. También repartió contra Macri, aunque con menor intensidad.

Por Roberto Bellato. Nada de apoyos ni definiciones. La opción es seguir caminando por esa “ancha avenida del medio”. Sergio Massa realizó una conferencia de prensa en el Hotel Hilton de Puerto Madero para anunciar una serie de puntos programáticos y el posicionamiento de su espacio político ante el próximo ballotage presidencial. El líder del UNA, que el pasado domingo quedó en tercer lugar con 5,2 millones de votos, dijo que «la Argentina necesita un cambio». En declaraciones en televisión horas después de hablar en el Hilton, dijo que “no quiere que gane Scioli”. También repartió contra Macri, aunque con menor intensidad.

Acompañado en el hotel de Puerto Madero por el salteño Gustavo Sáenz, su candidato a vicepresidente, el cordobés José Manual De la Sota y Roberto Lavagna, Massa no dio ninguna definición clara de apoyo ni a Scioli ni a Macri. De todas formas, reafirmó que «un 65% votó el domingo por el cambio de signo político”. Además, agregó que “entre el cambio y la continuidad ya ganó el cambio». Pero aclaró que Argentina no quiere “cualquier cambio”.

La idea de Massa es posicionarse de cara al ballotage sin quedar pegado a ninguno de los dos candidatos que competirán en noviembre por la presidencia, para eso lanza una catarata de propuestas y guiños para todos lados. El ex intendente de Tigre y actual diputado nacional, dijo que van a tener que conquistar los votos de cinco millones de argentinos que lo votaron a él, ya que dejó en claro que «no somos los dueños de la voluntad de la gente». La manera de “conquistar” esos votos es que cada candidato se pronuncie a favor de sus propuestas, en un intento de quedar en el medio del debate del ballotage en las próximas tres semanas.

Las propuestas programáticas que presentó son las mismas que las que pronunció durante toda su campaña, como la lucha contra el narcotráfico y la corrupción, el 82% móvil para los jubilados, la eliminación del impuesto a las ganancias, entre otras.

El guiño obvio que lanzó Massa para Cambiemos tiene que ver con la palabra “cambio”, la más pronunciada tanto por él como por De la Sota en la conferencia de prensa. Una de las pocas críticas al macrismo fue por su equipo económico, donde “esta Carlos Melconian”, afirmó Massa.

De todos modos, el gobierno nacional y el kirchnerismo fueron el destino de la mayoría de los dardos lanzados en el Hilton y que continuaron en las entrevistas y declaraciones posteriores.

“No voy a votar por la continuidad”, dijo Roberto Lavagna ayer, ofreciendo una definición por la negativa, aunque más clara que la que sostuvo Massa en la conferencia de prensa. El ex candidato a presidente y ex jefe de gabinete del kirchnerismo entre 2008 y 2009 dijo firmemente que “Scioli es kirchnerista”.

Si bien fue más duro con el gobierno nacional y con el kirchnerismo en general, Massa se encargó de ser cauto y no apoyarse en ningún candidato de cara al ballotage y continuar por “la ancha avenida del medio”, como dijo también en la conferencia de prensa.

Es probable que nunca se defina con nombre y apellido para el 22 de noviembre porque su discurso parece tener la intención de querer ubicarse como un líder de la oposición para el próximo gobierno, como un referente con ideas e iniciativas pero de crítica dura. Aunque discursivamente pone sus propuestas por sobre su proyecto político, el tono de las palabras de Sergio Massa parecen estar, además de conformes con el desempeño electoral, pensadas para la próxima etapa que comienza el 11 de diciembre en el país.

Salió bien parado de la elección del 25 de octubre después de llegar a medir 7% en mayo en las cuestionadas encuestas, perder dirigentes y sufrir pedidos explícitos en los medios de comunicación para que se baje de su candidatura presidencial.

Massa hizo mención también a la derrota del kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires contra la candidata macrista María Eugenia Vidal. Se refirió a una “interna anticipada” como motivo de la derrota del candidato del Frente para la Victoria (Fpv), Aníbal Fernández. Además, dijo que tiene “toda la listita” de los candidatos que pertenecían a su espacio y durante este año se pasaron al FpV.

Sobre los rumores de un pedido de Scioli a Lavagna para integrarse a su equipo económico, el ex titular de la ANSES dijo que en UNA «no buscan cargos» para posicionarse frente al ballotage.

Es probable que Massa intente aparecer como una “tercera vía” discursiva y política durante los próximos días que quedan hasta el domingo 22 de noviembre. Se definió como “el árbitro” de los debates y del futuro del país en el próximo ballotage. Sabe que la clave pasa por sus 5,2 millones de votos y los hace jugar en todas sus declaraciones.

@rbellato8

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Batalla de Ideas