Salud

13 octubre, 2015

Día Mundial de la Salud Mental: del dicho al hecho

El 10 de octubre se conmemoró el Día Mundial de la Salud Mental. El mismo se celebra con el objetivo de promover el interés social acerca de las problemáticas en este ámbito. En Córdoba, La Plata y Rosario se impulsaron diversas actividades exigiendo que se avance en la aplicación de políticas públicas que concreten el pleno ejercicio de derechos de los usuarios de salud mental.

El 10 de octubre se conmemoró el Día Mundial de la Salud Mental. El mismo se celebra con el objetivo de promover el interés social acerca de las problemáticas en este ámbito. En las ciudades de Córdoba, La Plata y Rosario se impulsaron diversas actividades exigiendo que se avance en la aplicación de políticas públicas que concreten el pleno ejercicio de derechos de los usuarios de salud mental.

Con el lema “Del dicho al hecho ¿Qué pasa con nuestros derechos?” las organizaciones de usuarios de servicios de salud mental, de trabajadores y de diversos colectivos implicados, acompañados por organizaciones sindicales, estudiantiles, sociales y políticas, exigieron por el Derecho a la Salud Mental. Esto implica “por un lado, la transformación de las políticas, las instituciones y prácticas en salud mental y, por otro lado, un cambio social y cultural, a partir de la construcción de una sociedad justa e igualitaria.”

Luego de cinco años de la sanción de la Ley Nacional de Salud Mental y Adicciones las diferentes organizaciones se lanzaron a pedir su plena implementación. La ley Nro 26.657 establece que deben crearse instituciones de anclaje comunitario que busquen sustituir las internaciones en los hospitales psiquiátricos monovalentes ya que los mismos constituyen formas de aislamiento que son violatorias de los derechos humanos.

Acortando el trecho

Por segundo año consecutivo en Córdoba se realizó la marcha el día 8 de octubre con gran despliegue de consignas e intervenciones: “Menos pastillas, más amor!”, “Aceptar otras voces es salud, no acalles la voz de los demás”, “- encierro, + comunidad”, «Loco un poco, nada más”.

Más de cinco mil personas de una variedad inmensa de colectivos y organizaciones de usuarios, sindicales, estudiantiles, culturales, colegios profesionales y talleristas se movilizaron llevando una bandera multicolor “por el Derecho a la Salud Mental” entre murgas y artistas.

Su documento planteó que “hasta ahora, las políticas y programas llevados adelante por el gobierno provincial no se condicen con los enormes desafíos que implica una transformación estructural del sistema de salud, que permita garantizar el derecho a la salud mental para todos/as los cordobeses. No se avanzó en iniciativas que permitan la sustitución de los manicomios, no se abrieron dispositivos que habiliten la atención del usuario con otras alternativas que no sea el encierro y no se fortalecieron los equipos interdisciplinarios de salud mental en las comunidades ni en los hospitales generales”.

Asimismo, en Rosario se convocó a una Radio Abierta para el 9 de octubre, la misma estuvo coordinada por los programas de radio Caramelos Surtidos y Tardes Nuestras conducido por usuarios de salud mental. Participaron además organizaciones de usuarios, dispositivos comunitarios, organizaciones sindicales y políticas.

En la convocatoria exigieron “la implementación de una política en salud mental coherente con lo que establece, desde hace 24 años, la Ley Provincial de Salud Mental y, hace casi cinco años, la Ley Nacional de Salud Mental”.

El programa radial contó con música y entrevistas en vivo. También quienes se acercaban podían serigrafiar su remera con la frase “Desmanicomializate”, visitar la feria de productos y escuchar un grupo de percusión. Además se repartieron guías de derechos de usuarios de servicios de salud mental.

Entre los reclamos se planteó la importancia de construir “un Plan de salud mental provincial para la sustitución y el cierre de los manicomios para el año 2020, la conformación del Órgano de Revisión provincial independiente y autónomo del Estado, para controlar el cumplimiento de la ley y denunciar las violaciones de derechos humanos».

En consonancia, en La Plata se realizaron una serie de actividades con la misma intención. Luego de una serie de charlas sobre “Desmanicomialización y Salud Mental” se realizó una radio abierta el 10 de octubre en el Parque Saavedra. Ese día hubo varias actividades como un torneo de fútbol, música en vivo y feria de productos.

Unos días antes, el 6 de octubre, se realizó una charla debate sobre “Salud mental y Desmanicomialización” con la participación de Héctor Fenoglioa, Luis Arias, Patricia Pauluc y «Desheredadxs de la Razón». La charla fue acompañada de la muestra de fotos de Helen Zout que refleja la vida de los internos en hospitales psiquiátricos.

“La dignidad debe prevalecer”

En el contexto del Día de la Salud Mental la Relatora de los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU hizo público un documento que exige a los Estados a erradicar cualquier forma de tratamiento psiquiátrico no consensuado reconociendo que hay miles de personas en situación de extrema vulnerabilidad.

“Encerrarlos en instituciones, amarrarlos, someterlos a confinamiento solitario, inyectarlos con drogas y suministrarles electroshock, constituyen algunos ejemplos de acciones sin el consentimiento de los afectados, que tienen severas consecuencias en su integridad física y mental», subrayó.

El comunicado además recordó que “estas personas están formal o informalmente destituidas de su capacidad legal y arbitrariamente privadas de su libertad en hospitales psiquiátricos u otras instituciones especializadas, o en dispositivos similares”. El escrito bajo el título “La dignidad debe prevalecer” llama a la constitución de modelos, prácticas y servicios comunitarios que respeten la integridad y la dignidad de los seres humanos.

Un puente donde hay un muro

Desde la experiencia de desmanicomialización en Trieste (Italia) que ha sido tomada como la más significativa, se han desarrollado un sinnúmero de experiencias que buscan superar las instituciones de internación construyendo otro modo de abordaje de las problemáticas subjetivas. Ese modo se centra en la capacidad del usuario de decidir sobre su propia vida y su tratamiento, se basa en la comunidad en tanto busca la inclusión de las personas en la sociedad, siendo el centro del problema no la persona, sino la sociedad excluyente. Esto acarrea una serie de desafíos que implican transformar muchas de las prácticas e instituciones de la salud pero también un cambio social y cultural en la forma en que se dan las relaciones con los demás.

Esto va desde contextos de trabajo en equipo, donde profesionales comparten una situación concreta en la que cada persona tiene sus saberes, hasta la relación con la persona con padecimiento con su saber sobre su vida y su sufrimiento, frente a su psicólogo o vecino.

Las nuevas prácticas piden revertir la verticalidad cuando reina en los equipos, en la relación del profesional con sus pacientes y también en la comunidad en general. La lógica manicomial no está presente solo en los manicomios, construir una sociedad sin manicomios lleva también a cuestionar la íntima relación con uno mismo y con lo que representamos del otro que está en frente.

Andrés Matkovich

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas