América Latina

17 septiembre, 2015

Terremoto en Chile deja ocho víctimas fatales

Este miércoles, minutos antes de las ocho de la noche, un terremoto de 8,3 grados en la escala de Richter se dio 177 kilómetros al noroeste de la ciudad chilena de Valparaíso y a 33 kilómetros de profundidad. Ocho fueron las víctimas fatales y hay una persona desaparecida.

Este miércoles, minutos antes de las ocho de la noche, un terremoto de 8,3 grados en la escala de Richter se dio 177 kilómetros al noroeste de la ciudad chilena de Valparaíso y a 33 kilómetros de profundidad. Ocho fueron las víctimas fatales y hay una persona desaparecida.

Después del sismo principal, se sintieron más de 30 réplicas de distinta intensidad en varias ciudades del centro de Chile. En Santiago, la capital, no se reportaron cortes de luz, pero sí hubo interrupciones en las comunicaciones.

El temblor se sintió también en Argentina con más fuerza en Mendoza, Catamarca y La Rioja. Los registros también indicaron que repercutió en San Juan, Córdoba y hasta en algunas zonas de la provincia y la ciudad de Buenos Aires.

La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) de Chile decretó inmediatamente la alerta de tsunami para toda la línea costera de Chile y ordenó la evacuación de la zona. Más de un millón de personas debieron ser trasladadas aunque ya fue descartada la posibilidad de tsunami. Si bien algunas olas golpearon e ingresaron agua a ciudades costeras su magnitud fue leve.

El organismo del país trasandino emitió un boletín a las 6.19 del jueves en el que indicó que canceló la alarma de tsunami «para todo el territorio nacional», aunque indicó que el nivel del mar podría variar entre los 30 centímetros y un metro lo que «pueden afectar las embarcaciones y personas que se encuentren en actividad».

También hubo advertencia por posibilidad de tsunami en las costas de Perú, Ecuador y Hawai, que luego fueron canceladas.

El ministro del Interior chileno, Jorge Burgos, llamó a la calma aunque reconoció que «por la magnitud del sismo fue indispensable la evacuación del borde costero, desde Arica –en el norte– hasta Puerto Aysen».

Burgos explicó además que las provincias de Canela, Choapa y Los Vilos se mantendrán bajo la zona de catástrofe dispuesta por la presidenta Michelle Bachellet y se ampliará este estado a la comuna de Coquimbo «debido a los daños importantes sufridos en el borde costero de esa región». Esto implica que las regiones queden bajo mando militar y el Estado entregará mayores recursos para atender la emergencia.

El funcionario transmitió a su vez las condolencias del gobierno a las familias y los allegados a las víctimas, pero recalcó que el grado de preparación que mostró el país frente a hechos de este tipo, tanto en lo público como en lo privado, «permiten que la cifra de fallecidos sea comparativamente baja con respecto a otros fenómenos de esta magnitud».

Hay que recordar que el 27 febrero 2010, Chile sufrió un terremoto de 8,8 grados, seguido de un tsunami que devastó las costas chilenas y dejó 526 personas muertas.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas