Nacionales

16 julio, 2015

Amenazan con desalojar a 200 familias en Garín

El pasado 30 de junio llegó una notificación por demanda de desalojo a alrededor de 200 familias del barrio “La Esperanza” -también conocido como “Las Tablitas”- de la localidad de Garín, partido de Escobar.

El pasado 30 de junio llegó una notificación por demanda de desalojo a alrededor de 200 familias del barrio “La Esperanza” -también conocido como “Las Tablitas”- de la localidad de Garín, partido de Escobar.

El barrio cuenta con viviendas de material, pero carece de servicios básicos como agua corriente, recolección de residuos, cloacas, entre otros. Los vecinos llevan más de 12 años habitando el predio ubicado detrás del hospital “Bicentenario”, cuya construcción fue anunciada en el año 2008 y hasta el día de hoy no fue finalizada.

Muchos de ellos manifestaron haber comprado los terrenos sin escrituras al propio municipio 15 años atrás, en tiempos en que Luis Patti era intendente y Sandro Guzmán (actual jefe comunal) funcionario del Partido Unidad Federalista (PAUFE). Aún así, Jorge Mauricio Bransburg, quien demanda la propiedad del terreno, los acusa por usurpación y ocupación ilegal.

Una semana después de emitida la demanda, representantes municipales de la Secretaría Tierras de Escobar, se acercaron al barrio para ofrecer “asesoramiento necesario sobre la materia” e hicieron circular un comunicado estableciendo que se trataba de un “conflicto entre privados” y así desligar su responsabilidad ante un posible desalojo.

Luego del encuentro llevado a cabo el 8 de julio entre las personas imputadas y abogados otorgados por el municipio, algunos vecinos expresaron su desconfianza al respecto. “Nos exigían que les entreguemos las copias originales de los papeles, no aceptaban las fotocopias, teníamos miedo de quedarnos sin ninguna garantía”, informó Romina, una vecina, refiriéndose a su negativa a entregar los documentos que certificaban la antigüedad de su residencia.

Por otro lado, abogados que decían responder al precandidato oficialista a intendente, Ariel Sujarchuk, también se acercaron a ofrecer representación legal a los vecinos. Sin embargo, varios de ellos aseguraron que los letrados pidieron al menos dos mil pesos en honorarios más unos 30 mil a pagar a largo plazo.

Hasta el momento la mayoría de las y los vecinos sigue sin tener una defensa correspondiente asignada por el Estado. Tienen plazo hasta este jueves 16 de julio para presentarse en el Juzgado de Paz de la Ciudad de Escobar con representación legal y testigos a su favor.

Este conflicto no es un caso aislado, sino que es el reflejo de la crisis habitacional que existe en el país, y que en el conurbano bonaerense se ve expuesta en su más cruda expresión.

Según los datos del Instituto de la Vivienda en la provincia de Buenos Aires, existe un déficit de 1.085.865 casas, lo que implica que cerca de cuatro millones de bonaerenses no tienen acceso a una vivienda digna. Esto es cerca de un 25% de la población.

La crisis urbana y la especulación inmobiliaria empujan a los sectores populares a vivir en los márgenes de la urbanización donde se profundiza la precarización de la vida. De esta manera, amplios sectores de la población no solamente quedan excluidos del acceso a la tierra, la vivienda y los servicios básicos, sino que además se ven amenazados constantemente por la posibilidad de ser desalojados.

Macarena Maciel Pérez y Miguel Gaztañaga

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas