Mundo Gremial

8 julio, 2015

Trabajadores de la Línea 60 se movilizan al Ministerio de Transporte

Este miércoles a las 10 de la mañana los choferes de la Línea 60 de colectivos marcharán desde el Congreso hasta el Ministerio de Transporte por el conflicto que vienen teniendo con la empresa DOTA desde hace dos semanas que incluyó despidos y un lockout patronal de cinco días.

Este miércoles a las 10 de la mañana los choferes de la Línea 60 de colectivos marcharán desde el Congreso hasta el Ministerio de Transporte por el conflicto que vienen teniendo con la empresa DOTA desde hace dos semanas que incluyó despidos y un lockout patronal de cinco días.

El conflicto comenzó el jueves 25 de junio cuando los choferes llevaron a cabo una medida de fuerza que implicaba no cobrar el boleto a los 250 mil pasajeros que utilizan la línea diariamente. La protesta fue para exigir la reincorporación de Ariel Alejandro Benítez, despedido un día antes.

Un día después, luego de una audiencia en el Ministerio de Trabajo, las autoridades de la cartera laboral dictaron la conciliación obligatoria por lo que la medida de fuerza debía quedar suspendida y la empresa reincorporar a Benítez.

Sin embargo el sábado de esa misma semana, el chofer despedido no pudo ingresar a trabajar y la patronal impidió la salida de los colectivos dando inicio a un lockout. Además la empresa DOTA (que maneja 46 líneas del área metropolitana) envió 50 telegramas de despidos. Desde entonces y durante cinco días la Línea 60 estuvo sin funcionar.

Finalmente los trabajadores lograron poner nuevamente en funcionamiento los colectivos siguiendo con la medida de fuerza de no cobrar boleto aunque se vieron forzados a brindar un servicio reducido ya que fuerzas policiales -con orden judicial solicitada por la empresa- bloquearon el predio de la cabecera de Ingeniero Maschwitz (partido de Escobar).

Sin embargo, otra orden judicial permitió este martes sacar diez unidades de esa terminal, por lo que el ramal correspondiente pudo reanudar el servicio rápido y el semi-rápido.

La empresa denuncia públicamente que hay “usurpación” del predio de Maschwitz, lo cual para los choferes es «absurdo, porque los trabajadores entramos y salimos cuando queremos de la planta», objetó en diálogo con Radio Continental el delegado Néstor Marcolín.

En ese sentido el delegado precisó que «los policías nos informaron que hay una orden de un fiscal por la que no podemos salir con los colectivos, así que estamos desde el jueves pasado cumpliendo nuestro horario en este playón».

Por su parte el delegado Esteban Simonetta aseguró que «si bien el servicio está con demoras porque hay 190 unidades que son retenidas por la empresa, es importante que el usuario sepa que quienes manejan son los choferes de siempre, habilitados y con su correspondiente descanso». Y agregó: «Además sigue vigente el seguro ya que la CNRT obligó a la empresa a sostenerlo».

Así se llegó a este miércoles 8 de julio donde desde la comisión interna del 60 buscarán visibilizar la situación y reclamar a las autoridades estatales. En un volante repartido este martes a las y los pasajeros, los choferes denuncian que la empresa DOTA se «roba» el subsidio que le da el Estado y brinda servicios por debajo de «lo permitido por la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT)». Por eso convocan también al publico usuario «a defender el transporte de todos».

Marcolín subrayó que van a solicitar al Ministerio de Transporte que «si la empresa no viene y cumple con sus responsabilidades, nos habiliten gasoil a los trabajadores porque ya demostramos que podemos poner en funcionamiento la línea».

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas