América Latina

14 abril, 2015

Maduro: “Vamos a un 13 de abril en lo económico, en una nueva etapa continental”

Se cumplieron 13 años del golpe de Estado de Fedecámaras, los medios privados, la jerarquía eclesiástica, el alto mando militar y EEUU contra Hugo Chávez, revertido por el pueblo. Recién llegado de la Cumbre de Panamá, Nicolás Maduro encabezó un acto en el Paseo Los Próceres. También se conmemoraban los cinco años de la Milicia Nacional Bolivariana.

Se cumplieron 13 años del golpe de Estado de Fedecámaras, los medios privados, la jerarquía eclesiástica, el alto mando militar y EEUU contra Hugo Chávez, revertido por el pueblo. Recién llegado de la Cumbre de Panamá, Nicolás Maduro encabezó un acto en el Paseo Los Próceres. También se conmemoraban los cinco años de la Milicia Nacional Bolivariana.

“No creamos en la burguesía. Vamos a radicalizar la Revolución. Radicalizar significa ir a lo que está en la raíz y sacar lo podrido que está debajo. O ellos, o el pueblo. O las riquezas mal habidas o la justicia social en este país”, dijo el presidente bolivariano, quien señaló que los grupos que controlan la importación de algunos bienes continúan saboteando la economía, a pesar de recibir dólares subsidiados por el Estado. Sin dar precisiones, aludió a “dos productos necesarios para la vida adulta”, que en particular desaparecieron del mercado en los últimos días.

Maduro se mostró enfático al afirmar que “se acabaron las sonrisitas y la habladera con la burguesía. Al que encontremos en conspiraciones y saboteo ¡a la cárcel! ¡Tienen que pagar lo que le hacen al pueblo! Se les convoca a dialogar a Miraflores y una sonrisita. ¿Hasta cuándo vamos a calarnos esta hipocresía?”, agregó.

En su discurso, convocó a su gabinete y a los poderes públicos a actuar contra los responsables del acaparamiento y de la malversación de fondos. “Yo pido apoyo de ustedes: un sólo hombre no puede hacer todo el trabajo. Yo pido el apoyo de los ministros y de las ministras. Y convoquemos al pueblo. ¿Ustedes están de acuerdo en que yo me radicalice?”, preguntó a los asistentes, en su mayoría integrantes de la Milicia Nacional Bolivariana y de los demás componentes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. “¡Sí!”, exclamaron los milicianos, con su fusil en alto, y luego comenzó a escucharse repetidas veces “¡Así es que se gobierna!”.

“Esta no es tarea del gobierno, nada más. Es tarea del pueblo, de la clase obrera, ¡en la calle!”, arengó. “Es la hora de la acción”, le pidió a Oswaldo Vera, referente de la Central Socialista de Trabajadores y Trabajadoras, Campesinos y Pescadores, quien lo escuchaba entre los invitados e invitadas especiales.

“Vengo llegando de la Cumbre histórica de Panamá”

El discurso presidencial comenzó pasadas las siete de la tarde. Poco antes habían hablado el comandante de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), Vladimir Padrino López, una joven teniente miliciana y el comandante del componente, mayor general Yomar Rubio Silva. Todos recordaron la vigencia de la nueva doctrina militar bolivariana, caracterizada por el antiimperialismo y la lucha por la independencia.

Luego del golpe de abril de 2002, el paro petrolero de 2003 y las guarimbas de 2004, apoyados de forma encubierta por EEUU, Hugo Chávez impulsó la conformación de la Milicia Nacional Bolivariana que implica la participación del pueblo como reaseguro estratégico de la soberanía integral de la nación. En el contexto del decreto firmado por el presidente Barack Obama, el acto estuvo marcado por “la ratificación del compromiso con la defensa de la Patria y la Revolución Bolivariana”.

Maduro saludó la unión cívico militar y recordó que el triunfo del 13 de abril -cuando la movilización del pueblo y de la mayoría de la FANB derrotaron un golpe de Estado que duró 47 horas- posibilitó el avance de todo el continente.

El presidente informó que luego de la Cumbre en Panamá visitó brevemente Cuba, donde se reunió con Fidel Castro. “Fuimos a ver al Comandante”, expresó. “Fidel, esta victoria te pertenece. Esta victoria de unidad y soberanía es la victoria de los que han resistido año tras año, es la victoria de los principios, es la victoria de Bolívar y Martí”.

Al hacer un balance de la Cumbre, agradeció a América Latina y el Caribe, nombrando especialmente a los presidentes Rafael Correa, Evo Morales, Raúl Castro, Daniel Ortega, Tabaré Vázquez y a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quienes rechazaron con mayor claridad las políticas injerencistas.

También agradeció al presidente Juan Carlos Varela y al pueblo de Panamá “por el amor que nos dieron estos días”. Maduro destacó la visita al barrio El Chorrillo, donde se concentraron los bombardeos de EEUU durante la invasión del 20 de diciembre de 1989, con miles de personas asesinadas. “El Chorrillo: mi compromiso, nuestro compromiso”, afirmó.

El mandatario destacó a la Cumbre como un punto de inflexión, que marca el inicio de una nueva etapa para el continente. Maduro recordó que cuando se realizó la I Cumbre de las Américas, en Miami, un joven Hugo Chávez visitó por primera vez Cuba. “Convocaron esa Cumbre para colonizarnos, para imponer el ALCA”, señaló. Pero ese encuentro de los dos Comandantes en la Habana alumbró un primer ciclo, aseguró, iniciado en plena victoria del neoliberalismo y alimentado por las luchas populares hasta llegar a la IV Cumbre de las Américas, en Mar del Plata, en noviembre de 2005.

“Once años de articulación de fuerzas que dieron paso a los diez años brillantes que estamos viviendo. América Latina de pie, a diez años de la derrota del ALCA”, producto de la consolidación y el surgimiento de gobiernos que impulsaron mecanismos de integración entre 2004-2005 y 2015.

En un vibrante discurso -en el que no se privó de comentar que un dirigente de izquierda tiene que “patear la calle, ser pueblo”-, Maduro señaló que “a nosotros nadie nos ha hecho el mandado. Lo hemos conquistado con coraje, venciendo a los medios de comunicación y sus mentiras, barrio por barrio, casa por casa”.

Maduro llamó a consolidar el ALBA, Perocaribe, Unasur y el Banco del Sur y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). “2015-2026, una nueva etapa. Que cuando estemos conmemorando el bicentenario del congreso Anfictiónico de Panamá ya tengamos pueblos libres y deseosos de conquistar su futuro”, convocó.

Confrontó con la visión localista, de patria chica, “que predica la burguesía en nuestros países. Es el discurso de la antipolítica, de la dominación. Nosotros nacimos con una visión de Patria Grande. Y ninguno de nosotros, cada quien por su lado, podrá conquistar el desarrollo, porque vendrían los imperios a tragarnos”.

Retomando a Bolívar, propuso construir en la próxima década “una gran unión de Repúblicas, una región confederada”. “Esta fue la cumbre de la CELAC y EEUU. Y parece que Canadá también asistió. Es el primer paso, imagínense ustedes”.

Fernando Vicente Prieto, desde Caracas – @FVicentePrieto

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas