Nacionales

27 febrero, 2015

Las opiniones de la oposición sobre la decisión de Rafecas

Ante la decisión del juez Daniel Rafecas de desestimar los pedidos de imputación para la presidenta Cristina Fernández y otros funcionarios y dirigentes políticos, distintos dirigentes de la oposición salieron a opinar al respecto. Como de costumbre, la más extravagante en sus teorías fue Elisa Carrió.

Ante la decisión del juez Daniel Rafecas de desestimar los pedidos de imputación para la presidenta Cristina Fernández y otros funcionarios y dirigentes políticos, distintos dirigentes de la oposición salieron a opinar al respecto. Como de costumbre, la más extravagante en sus teorías fue Elisa Carrió.

La diputada Carrió relacionó la decisión del magistrado con los cambios en el Gabinete nacional. Según la precandidata presidencial «la designacion de Wado De Pedro, actual miembro del Consejo de la Magistratura, seguramente es producto de haber negociado con el juez Rafecas para que no investigue a Cristina y para que desestime la denuncia del fiscal Nisman y de la acusación de Gerardo Pollicita, ya que este estaba acusado ante el Consejo por el gobierno por su actuación en el caso Ciccone».

«Esto va cerrando todo lo que fui diciendo, están organizando un autogolpe», inistió Carrió.

Por su parte la diputada del PRO Patricia Bullrich señaló que «el juez dice que el delito no se cometió, es una apreciación de Rafecas, esperemos cómo sigue el proceso. La Cámara determinará si procede o no». Consultada sobre la decisión, Bullrich aclaró: «No lo puedo compartir o dejar de hacerlo hasta no haber leído los fundamentos, no es responsable. Más allá de que nos guste o no lo que dice Rafecas, aceptamos lo que la Justicia diga».

También opinó por Twitter la legisladora porteña Graciela Ocaña, quién se presentará a jefa de Gobierno en una interna contra Martín Lousteau. La dirigente de Confianza Pública sostuvo que la decisión de Rafecas es una «vergüenza».

Laura Alonso, diputada por el PRO también opinó sobre el tema: «Respeto la decisión del juez Rafecas. El fiscal puede apelar. Decidirá si se avanza, o no, el tribunal superior». En otro mensaje planteó que esto no cierra la causa.

Para el titular de la UCR y precandidato presidencial, Ernesto Sanz, «la denuncia de Nisman merecía otro final». Y apuntó que «un mínimo de compromiso con la realidad obligaba, por lo menos, a producir algunas pruebas antes de desestimar la denuncia como hizo Rafecas».

A su vez se preguntó: «¿Qué pasará ahora con las 900 horas de escuchas, los testimonios propuestos y la documentación acompañada por Nisman? ¿Se sabrá alguna vez el entramado que rodeó a la firma de ese acto tenebroso que fue el Memorándum con Irán?».

El senador mendocino finalmente planteó que «de cualquier modo, las cuestiones penales no podrán jamás evitar la enorme responsabilidad política del gobierno nacional que, desde aquella decisión equivocada alejó a la causa AMIA de la verdad y la justicia que está pendiente, también, respecto a la muerte de Nisman».

Finalmente el también senador radical Gerardo Morales subrayó que «es fácil descalificar la solidez de una denuncia cuando esta muerto el denunciante».

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas