Cultura

15 agosto, 2014

El poeta de los márgenes

Se presenta por tercer año consecutivo «Fantoches», de Raúl González Tuñón, a quien recordamos a cuarenta años de su fallecimiento.

Se presenta por tercer año consecutivo Fantoches, de Raúl González Tuñón, a quien recordamos a cuarenta años de su fallecimiento.

Y viva la santa unión
de Sin-ropas y Sin-tierras.
Todo nos falta en la tierra.
Todo menos la ilusión.

Este jueves 14 de agosto se cumplieron cuarenta años del fallecimiento del poeta, escritor y periodista Raúl González Tuñón, un artista reconocido poco pero con una trayectoria interesante en términos políticos y estéticos.

Con menos de 20 años Tuñón publicó sus primeros poemas en Caras y Caretas y en 1923 participó de Proa, revista mural fundada por Jorge Luis Borges. Poco después entró a trabajar como periodista en el diario Crítica donde conoció a Roberto Arlt.

Si bien formó parte del denominado Grupo Florida, por donde circulaban Borges, Oliverio Girondo, Francisco Leopoldo Marechal y Macedonio Fernández, Tuñon tenía también amigos y vínculos con el grupo de Boedo, referenciado con las clases bajas y la poesía proletaria. En la década del 30 se afiliaría al Partido Comunista para participar luego en la resistencia madrileña.

Así, en la famosa disputa estética entre Florida y Boedo, Tuñón logró ubicarse en un lugar singular: combinando las renovaciones formales del primero y la militancia social del segundo se convirtió en uno de los autores más representativos de la poesía argentina, con títulos como El violín del diablo (1926), La calle del agujero en la media (1930), Todos bailan (1934) y La rosa blindada (1936).

De esta extraña combinación surgiría su amistad con Nicolás Olivari, perteneciente al grupo Boedo, con quien escribe en 1933 Dan tres vueltas y luego se van, una obra de teatro que muestra la debacle de las antiguas ferias de variedades y con ella la debacle de un modelo social, una forma de organizar la diversión y el tiempo libre así como organizar la vida en familia.

Con una poética de otra época y música original, la obra se está presentando en Buenos Aires por tercer año consecutivo y es un verdadero hallazgo estético por el riesgo que representa combinar un texto de características costumbristas con acordes que no le son propios pero que intentan (con éxito) emular el viejo sainete criollo.

“En esta obra los autores anticiparon la Segunda Guerra Mundial, la caída de los grandes relatos, el avance de lo superficial sobre la imaginación”, señala el director Patricio López Tobares que además adaptó el texto. “Ochenta años después, la vigencia es contundente”, sentencia.

Con un despliegue musical y actoral digno de los grandes musicales de Corrientes, esta obra viene así a retomar no solo ciertas lógicas estéticas del teatro de los años 30 sino también condensa la combinación de poesía, dramaturgia y crítica social tan común en esas épocas. Un verdadero viaje en el tiempo de la mano de un poeta social, a la vez clásico y contemporáneo.

Leticia Cappellotto – @TodoDoble

 

 

Ficha técnico artística
Autoría: Raúl González Tuñón, Nicolás Olivari
Adaptación: Patricio López Tobares
Actúan: Lucia Bellefin Benites, Ariel Cofre, Germán Mercurio, Fiorella Muzzopappa, Federico Saslavsky, Mariano Segura, Hernán Statuto, Matías Timpani
Vestuario: Patricio López Tobares, Lucía Urriaga
Diseño de espacio: Patricio López Tobares
Realización de escenografia: Lucía Urriaga
Música original: Mariano Segura
Puesta en escena: Patricio López Tobares
Dirección: Patricio López Tobares

Teatro El búho
Tacuarí 215 – Capital Federal
Reservas: 4342 0885
Web: http://www.teatroelbuho.com.ar
Entrada: $ 80,00 / $ 50,00 – Viernes – 21:00 hs

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas