Mundo Gremial

3 junio, 2014

«La realidad de los trabajadores de nuestro gremio es preocupante»

Quita de firmas en los artículos, denuncias de usurpación a la dirección gremial de UPTBA, necesidad de incorporar la situación de los colaboradores a la negociación paritaria y lucha sindical desde abajo. La situación de los trabajadores de prensa en el contexto de unas paritarias que aún están lejos de cerrarse. Entrevista a Francisco Rabini, delegado de Clarín.

Quita de firmas en los artículos, denuncias de usurpación a la dirección gremial de UPTBA, necesidad de incorporar la situación de los colaboradores a la negociación paritaria y lucha sindical desde abajo. La situación de los trabajadores de prensa en el contexto de unas paritarias que aún están lejos de cerrarse. Entrevista a Francisco Rabini, delegado de Clarín.

En diálogo con el programa Con el pie izquierdo, de Radio Sur, Francisco Rabini, delegado de trabajadores de prensa del diario Clarín, explicó que la quita de firmas en los artículos de este fin de semana pasado fue una medida de lucha destinada a visibilizar el conflicto gremial vinculado con la negociación salarial: “Hubo quita de firmas en todos los diarios que integran nuestro gremio, que es la UTPBA, que abarca la Capital y el Gran Buenos Aires. Nosotros solemos tener el problema de que comunicamos siempre los conflictos de otros trabajadores y otros gremios, menos el nuestro. Siempre lo que sucede en el gremio de prensa es que queda todo un poco oculto porque nuestras empresas no aceptan difundir esos conflictos”.

En cuanto a las negociaciones paritarias, que en el gremio de prensa aún permanecen abiertas, el delegado señala: “Lo que pasó esta vez es que estamos en una paritaria que no cierra, la paritaria pasada se venció el 31 de marzo y a partir del primero de abril deberíamos tener los aumentos de este año. Y estamos ya en junio y la paritaria ni siquiera está cerca de cerrar. Al contrario, acaba de arrancar. Con lo cual, con la inflación desatada que hay la realidad de los trabajadores de nuestro gremio es preocupante”.

Rabini explicó, además de lo tardío de la negociación paritaria, los trabajadores de prensa plantean un cuestionamiento global a la dirección gremial de la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA) y denunció que están “usurpando un lugar hace unos 30 años en base a un fraude que se repite cada tres años”. El delegado de Clarín explicó que existe una larga lucha en el gremio en ese sentido, cuyo último episodio fue el de la elección sindical de septiembre de 2013: “La oposición logró suspenderla porque el oficialismo no mostraba el padrón. Luego de una batalla legal se logró que se conociera el padrón y sobre eso se impugnó el 52% de los integrantes de ese padrón porque no eran trabajadores de prensa. Con lo cual se volvió a suspender la elección. Y ya van cuatro suspensiones. Y la dirigencia de nuestro gremio está con los mandatos vencidos hace 9 meses, con prórrogas firmadas por el Ministerio de Trabajo”.

En línea con esa falta de reconocimiento de la voluntad de los trabajadores del gremio, la dirección de UTPBA “en esta paritaria la dirigencia decidió hacer algo distinto a lo que se venía haciendo en los últimos años, que es que en todos los medios se elegían delegados paritarios en cada asamblea, que eran los que iban en representación de los trabajadores a la negociación paritaria”, cuenta Rabini. Y agrega: “Este año la dirigencia del gremio decidió autoelegirse como delegados paritarios y fueron ellos solos a la paritaria, desconociendo los mandatos de asamblea votados en cada uno de los medios. Son más de 100 delegados de los distintos medios y creo que uno o dos solamente son oficialistas”.

Luego Rabini señala que si bien la diferencia en cuanto a los porcentajes que de aumentos que se iban a plantear en las paritarias no son muy diferentes entre los delegados paritarios de base y la dirección gremial (40% y 38% respectivamente), la diferencia central estriba en que la negociación encabezada por el gremio no toma en cuenta otros reclamos votados en las asambleas de los distintos medios como parte del pliego de reivindicaciones, “que a veces son tan importantes como el propio salario”, entre ellos: “cuestiones de estatuto que no se respetan y la situación de los colaboradores, que es un punto de mucha vulnerabilidad que tenemos en el gremio”.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas