Géneros

27 diciembre, 2021

Miramar: anularon la absolución de un grupo de abusadores

Tres jóvenes habían sido hallados “no culpables” de violentar sexualmente a una adolescente de 14 años en un camping de la localidad costera. La justicia consideró que hubo “un claro avasallamiento a los derechos” de la denunciante y ordenó un nuevo juicio por jurados.

Crédito: Qué Digital

La Sala III del Tribunal de Casación Penal bonaerense tomó la decisión de dejar sin efecto el juicio por jurados y el veredicto que declaró como “no culpables” a Tomás Agustín Jaime, Lucas PItman y Juan Cruz Villalba de haber abusado sexualmente a una menor de edad en el camping “El Durazno” de la localidad de Miramar en año nuevo del 2019. 

Según el tribunal, integrado por Ricardo Borinsky y Víctor Violini, durante el juicio concluído en el mes de septiembre de este año hubo un “claro avasallamiento a los derechos” de la adolescente de 14 años. El fallo indica que deberá realizarse un nuevo juicio contra los jóvenes acusados de “abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de dos o más personas”.

El juicio por jurados estuvo compuesto por 12 ciudadanos no capacitados en materia de géneros. “Fue aberrante, el juicio fue muy duro, durante los 4 días del juicio pasaron muchas cosas que no debían pasar”, había denunciado la madre de la adolescente en diálogo con C5N. 

Además, en ese entonces detalló que “el juicio por jurado desestimó todas las pruebas”, entre las que figuraba un cotejo de ADN y la declaración de la menor en cámara Gesell, entre otros. en cuanto a la reacción de su hija ante el veredicto, dijo que fue “una cachetada triple”: “Ella estaba ahí porque querría escucharlo, tenía mucha esperanza, fue muy impactante escuchar el veredicto para todos, incluso para el abogado. El jurado no justifica por qué tomó la decisión, ellos necesitaban 4 votos para ser declarados no culpable y nosotros necesitábamos 10 para que los declaren culpables”.

El veredicto del jurado popular se contrapuso con la postura acusatoria que mantuvo el Ministerio Público Fiscal, que habían entendido tras la instrucción que los acusados habían abusado sexualmente de la adolescente entre las 4:00 y las 6:00 de la madrugada del 1 de enero de 2019, “aprovechándose de la edad” y de que “no podía consentir libremente el accionar”.

La modalidad de juicio por jurados había sido solicitada por las defensas de los tres acusados, mientras que el representante de la adolescente y su familia habían rechazado el pedido y exigido a través de un planteo de inconstitucionalidad que el caso se resolviera en un juicio oral común.

En el nuevo fallo, los magistrados tomaron en consideración que durante el debate no se contó con la intervención necesaria de la Asesoría de Menores; que la declaración de la víctima se produjo en un estado de “indefención”; y que pese a que se había ordenado una limitación probatoria en torno a garantizar la intimidad de la víctima para no revictimizarla, los defensores se apartaron de esas instrucciones y, justamente, en sus intervenciones hicieron foco en ello.

En octubre de este año, el juez Fabián Riquert -quien coordinó el proceso judicial- había rechazado un pedido de inconstitucionalidad solicitado por el abogado defensor de la adolescente y su familia, Maximiliano Orsini. No obstante, el letrado recurrió con un “recurso de queja” al máximo tribunal penal bonaerense, quien dio lugar y ordenó la realización de un nuevo juicio por jurados.  

Para Orsini, la sentencia dictada resultaba “violatoria de la garantía constitucional de acceso a la justicia y debido proceso en tanto cercena el derecho de la víctima menor de edad a la revisión de un fallo adverso a sus intereses, particularmente cuando el mismo se deriva de un debate viciado de nulidad”.

Asimismo, el abogado enfatizó que pese a la reiterada solicitud de que participara “la Asesora de Menores e Incapaces, fue excluida del debate, relegada al rol de mera ‘observadora’”. “Esa decisión colocó a la niña en un estado de vulnerabilidad“, expuso, y remarcó que “se vio sometida al interrogatorio de las defensas sin control de una psicóloga especialista en abuso sexual, tal como lo marca la norma procesal”.

No obstante, el letrado insistió en que el juicio por jurados es “inconstitucional para menores de edad abusados sexualmente”, ya que “colisiona con la Convención Internacional de los Derechos del Niño y de Belém do Pará, que hablan de que el menor tiene la posibilidad de apelar un fallo absolutorio de su abusador”. En esta modalidad de juicio, no existe esa opción y la sentencia es inapelable.

Es por eso que la defensa acudirá a la Corte Suprema de Justicia -que continúa negándose a capacitarse en torno a la Ley Micaela- para que analice esta cuestion y determine si tiene que volver a un jurado. “Nosotros entendemos que no porque la gente está contaminada con el tema con las redes sociales y con todo lo que ha pasado en los medios, entonces tienen que ser juzgados por un Tribunal técnico, eso es lo que pedimos”, concluyó.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas