Política

21 diciembre, 2021

En plena crisis, el Congreso aprobó una rebaja del impuesto a la riqueza

El proyecto oficialista que surgió desde el Senado hace dos meses plantea elevar de dos a seis millones de pesos el tope del mínimo no imponible para Bienes Personales, un impuesto que alcanza solo a 600 mil personas. Mientras el IVA, el «impuesto a los pobres», sigue siendo el que más recaudación genera. Una reforma inequitativa y regresiva.

Con 127 votos positivos y 126 negativos se aprobó en el recinto de la Cámara de Diputados un proyecto de reforma de Bienes Personales propuesto por el Frente de Todos que incorpora cambios respecto de la media sanción que salió por unanimidad en el Senado en octubre último.

En líneas generales, la reforma al gravamen plantea elevar de dos a seis millones de pesos el tope del mínimo no imponible para Bienes Personales a valor fiscal, pero además el oficialismo propone llevar la alícuota máxima del 1,25% al 1,5% para los patrimonios declarados por encima de los 100 millones de pesos. A su vez habrá una alícuota de 1,75% para los que tienen más de 300 millones de pesos y otra de 2,25% para bienes declarados en el exterior.

Ahora el proyecto volvería al Senado, donde deberán ratificarse los cambios de la cámara revisora antes del 31 de diciembre.

Juntos por el Cambio no aceptó los cambios impulsados por el oficialismo, mientras que los bloques de los federales de Provincias Unidas y del Frente de Izquierda acompañaron el proyecto oficialista.

La iniciativa surgió desde senadores del peronismo. Mientras la reforma es presentada por los grandes medios de comunicación y sectores políticos como un “alivio” a la clase media, lo cierto es que se trata de una rebaja a un impuesto progresivo que grava los bienes de personas que poseen patrimonios por arriba de la media. Se trata de un alivio para quienes perciben 2 millones de pesos anuales a valores fiscales, no reales.

Este proyecto surge en momentos en que, por ejemplo, los monotributistas desde enero pagarán aumentos del 52,6% en las tasas de este gravamen.

A su vez, según datos del Indec, la indigencia alcanzó al 8,2% de los hogares y al 10,7% de la población en los primeros seis meses del año. En Argentina hay 18,5 millones de pobres y 4,9 millones de indigentes.

En Argentina el impuesto que más recaudación genera para el Estado es el IVA, muy conocido por ser un “impuesto a los pobres”, debido a que es una tendencia mundial que los más afectados por este gravamen son las clases más bajas, que al no contar con un nivel de ingresos que les dé la posibilidad de ahorrar, mucho menos de invertir, todo el dinero que entra en una familia pobre es destinado al consumo.

“Hay una noción muy confusa de lo que es la clase media”, explicó el periodista Alejandro Bercovich. “Solo presentan declaración jurada un millón de personas, y pagan Bienes Personales apenas 600.000“, añadió. Eso “no es la clase media”. Sin embargo, comentó: “Es cierto, no son los 12.000 hiperricos que pagaron el aporte solidario, pero es gente que está en condiciones de pagar un parte de lo que necesita el estado para funcionar, más en medio de una crisis humanitaria como la que estamos viviendo”.

“Se pierde de vista para qué sirven los impuestos, y para qué sirve un impuesto progresivo”, agregó. “Los impuestos directos, como Bienes Personales, se cobran sobre el patrimonio, mientras los indirectos, como el IVA, lo pagan tanto pobres como ricos” desarrolló el economista.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas