Ambiente y Hábitat

20 diciembre, 2021

Triunfo popular en Chubut: derogación de la ley minera y llamado a un plebiscito

Luego de masivas movilizaciones en toda la provincia, el gobernador Arcioni dará marcha atrás con la ley de rezonificación de la minería y llamará a un plebiscito popular para que los chubutenses definan el futuro de la actividad extractiva en la provincia.

Crédito: Colectiva de Acción Fotográfica LUAN

“Jamás doy un paso atrás en la vida cuando estoy convencido de lo que hice”, dijo días atrás el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, cuando le consultaron sobre si “daría marcha atrás” con la ley que fue aprobada el miércoles pasado por la Legislatura y promulgada el viernes 17 de diciembre siguiente.

Cuatro días después -ante la ola de movilizaciones y repudio popular la megaminería contaminante en todo el territorio chubutense y que incluyó hasta un paro portuario- Arcioni anunciará en las próximas horas la derogación de la aplicación de la Ley de zonificación minera y el llamado en un plazo breve que sería de 6 meses –según las primeras versiones- para convocar a un plebiscito con el fin de que la ciudadanía se exprese a favor o en contra de la ley.

Desde el miércoles pasado las manifestaciones se replican por toda la provincia. Ese mismo día se aprobó la Ley 128 de diversificación productiva de la meseta durante una “sesión sorpresa” en la Legislatura, y por la tarde de este jueves el gobernador massista firmó su promulgación. 

En la ciudad capital de Rawson, donde la policía provincial desplegó un operativo represor con balas de goma y gases lacrimógenos, los manifestantes que exigen el veto de la reglamentación incendiaron la Casa de Gobierno y otros edificios institucionales.

El proyecto megaminero se aprobó con 14 votos a favor y 11 en contra. La mayoría de los votos afirmativos fueron del bloque oficialista chubutense, del Frente de Todos y de otras fuerzas provinciales.

Chubut es una provincia reconocida por su histórica lucha ambientalista en contra de las megamineras, donde las asambleas juegan un rol central en la difusión de información pública, muchas veces negada por los medios hegemónicos.

Desde la presentación del proyecto de ley 128/20 por parte de Arcioni, los asambleístas y vecinos de Chubut se organizaron para impulsar una segunda Iniciativa Popular: una herramienta con la que cuenta el pueblo para oponerse de manera democrática a las iniciativas del Ejecutivo provincial, además de exponer nuevos proyectos, avalada por el artículo 263 de la Constitución Provincial.

La Unión de Asambleas de Comunidades Chubutenses logró conseguir una cantidad de firmas equivalente al 7% del electorado provincial -aunque la normativa establece una adhesión mínima del 3% para que se habilite la presentación de los proyectos de ley- para demostrar su oposición al proyecto del Ejecutivo y presentar una propia iniciativa superadora que contempla el cuidado de la tierra patagónica. Sin embargo, la Legislatura nunca recibió la Iniciativa Popular.

Las consecuencias socioambientales y socioecosistémicas sobre los territorios afectados por la megaminería son múltiples y ya conocidas: contaminación del suelo, aire y agua, deforestación, control de los ríos, destrucción de comunidades, desalojos, violencia y acaparamiento de tierras. En definitiva, una serie de pasivos ambientales y sociales que provocan más desigualdad social y ambiental e innumerables conflictos territoriales.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas