Batalla de Ideas

12 octubre, 2021

Monika, la vengadora del Che

En octubre de 1967 Guevara caía en la selva de Bolivia. Tres años después, la hija de un funcionario de la Alemania nazi vengaría su asesinato ejecutando a uno de los principales responsables.

El 1 de abril de 1971 el coronel derechista de Bolivia, Roberto Quintanilla Pereira, hombre responsable de ordenar la ejecución del Che Guevara y quién supuestamente le cortó las manos al cadáver, fue ajusticiado en Hamburgo, Alemania, por la revolucionaria socialista germana y guerrillera Monika Ertl, apodada «la vengadora del Che Guevara». 

En la milicia guevarista había una mujer que se hacía llamar “Imilla” cuyo significado en lengua quechua y aimara es Niña o Joven Indígena. Su nombre de pila: Monika Ertl. 

Había llegado a Bolivia con Hans Ertl -su padre- a través de lo que sería conocida como “la ruta de las ratas”, ya que éste había sido un funcionario del régimen nazi conocido como “el fotógrafo de Adolfo Hitler” que, como tantos otros, vino escapando para estas tierras. Había sido colaborador de Leni Riefenstahl, la cineasta favorita del Führer y fotógrafo del mariscal Erwin Rommel durante su campaña en el norte de África.

A pesar de haber crecido en un círculo de ex partidarios nazis -entre los que se encontraba Klaus Barbie, ex jefe de la Gestapo conocido como el “Carnicero de Lyon”- Monika abrazó la causa socialista. Impactada por la Revolución Cubana y particularmente por el Che Guevara, después de que el ejército boliviano respaldado por Estados Unidos lo mató en La Higuera, ella se unió al Ejército de Liberación Nacional de Bolivia (ELN).

En 1971, regresó a Hamburgo, donde Roberto Quintanilla estaba destinado como cónsul de Bolivia debido al temor de que el ELN pudiera atacarlo por su participación en el asesinato y profanación del cuerpo de Guevara.  

Haciéndose pasar por una australiana, logró una entrevista con Quintanilla. Una vez en la oficina, sin mediar palabra disparó tres tiros. En su huida, dejó atrás una peluca, su bolso, su Colt Cobra 38 Special, y un trozo de papel donde se leía ‘Victoria o muerte. ELN’.

De regreso a Bolivia en 1972, supuestamente fue parte de una operación para secuestrar y llevar a Klaus Barbie a Francia para enfrentar la justicia. Fue emboscada y asesinada el 12 de mayo de 1973 por las fuerzas de seguridad bolivianas. Antes de ser asesinada fue torturada y su cuerpo nunca fue devuelto a su familia. 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Batalla de Ideas