Nacionales

4 octubre, 2021

Ley de Fomento Agroindustrial: un guiño al agronegocio

El gobierno nacional envió días atrás al Congreso un proyecto con beneficios fiscales para el sector más tradicional y concentrado del agro a cambio de mayor producción e inversión.

El jueves pasado el gobierno nacional envió al Congreso el proyecto de la Ley de Fomento al Desarrollo Agroindustrial, gestado principalmente por el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), interlocutor predilecto del Ejecutivo con el sector.

La presentación de la propuesta la realizó el presidente Alberto Fernández junto a la vicepresidenta Cristina Fernández, el nuevo ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez y representantes de las principales cámaras agroindustriales.

Se trata de un paquete de medidas que el mismo CAA ya había propuesto en 2020 y que consiste, a grandes rasgos, en beneficios impositivos para el sector a cambio de alcanzar los 200 millones de toneladas de producción en cereales, oleaginosas y legumbres y los 100 mil millones de dólares en exportaciones de bienes y servicios, de cara a 2030. Esto, según estima el CAA, crearía unos 700 mil puestos de trabajo. 

El plan busca “consolidar al país como líder agroalimentario” mediante “beneficios fiscales e impositivos” y llega de la mano de Gustavo Idigoras, un ex ejecutivo de Monsanto/Bayer y cara visible del Consejo que nuclea a casi la totalidad del sector empresarial del agronegocio.

«La Ley plantea exenciones impositivas (en IVA y Ganancias), subsidios (en infraestructura e insumos) y regulaciones (como las legislaciones de semillas) favorables al sector que más concentra la riqueza en el país, en un contexto de grave crisis por el crecimiento de la pobreza, el hambre y la desigualdad», denunció a través de un comunicado la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT).

En diálogo con el programa Crisis en el aire de radio Nacional Rock, Nahuel Levaggi, referente de la UTT y titular del Mercado Central, aseguró que «si queremos salir mejores no va a ser aplicando las mismas recetas de un modelo agroalimentario de muerte ni tampoco de la mano de los sectores concentrados que poco les interesa las necesidades y los intereses del pueblo.»

Como contraste remarcó que mientras se presenta este proyecto, «la ley de Acceso a la Tierra no avanza, la ley de Agricultura Familiar no se reglamenta, y se creó en el Ministerio de Agricultura la Dirección Nacional de Agroecología que está desfinanciada y sin actividad.»

Cabe recordar que la Ley de Acceso a la Tierra fue presentada el año pasado. La iniciativa contempla crear líneas de créditos blandos de modo que pequeños y pequeñas productoras de la agricultura familiar tengan la posibilidad de comprar lotes para desarrollar su actividad.

A su vez, Levaggi añadió que existe una gran parte de la dirigencia política que acuerda con el modelo del agronegocio y que entiende que las soluciones es «aumentar las exportaciones, generar más divisas y que la discusión del modelo productivo es secundaria.»

El mismo día del lanzamiento de este proyecto de ley para la agroindustria, el Indec difundió que la pobreza afecta al 40,6%de la población de Argentina y la indigencia llega al 10,7%. En los menores de 16 años la pobreza alcanza al 55%. Es decir, en el país hay 18,5 millones de pobres y 4,9 millones de indigentes.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas