Derechos Humanos

30 septiembre, 2021

Confirman la condena a ex ejecutivos de Ford por delitos de lesa humanidad

Deberán cumplir las penas dictadas hace tres años en una cárcel común por su responsabilidad en los crímenes de 24 trabajadores durante la última dictadura cívico militar.

La Cámara Federal de Casación ratificó este miércoles las condenas históricas impuestas en 2018 por el Tribunal Oral Federal número uno de San Martín contra el ex gerente de Producción Pedro Müller (diez años) y el ex Jefe de Seguridad de la empresa y por entonces también militar en actividad Héctor Francisco Sibilla (12 años).  

También recibió una condena de 15 años el represor Santiago Omar Riveros, quien estaba a cargo del Comando de Institutos Militares, con jurisdicción sobre la zona donde ocurrieron los hechos.

Los ex directivos de la empresa estabanacusados por los secuestros y torturas a 24 trabajadores, en su mayoría delegados gremiales, durante el terrorismo de Estado y por haber montado dentro de la planta de General Pacheco un centro clandestino de detención. 

A 17 de ellos los privaron ilegalmente de la libertad dentro de la propia fábrica y a nueve de ellos los tuvieron cautivos en un quincho que fue usado como centro de detención y tortura. 

En 1976, mientras los trabajadores eran secuestrados y torturados en el mismo predio fabril, la empresa enviaba telegramas a los familiares de las víctimas, intimando a éstas a presentarse a sus puestos laborales.

Pedro Troiani había sido uno de los primeros ex trabajadores en denunciar a Ford. Lo hizo en 1984, ante la Conadep, junto a más de veinte ex compañeros. En octubre de aquel año, el titular de la Subsecretaría de Derechos Humanos, Eduardo Rabossi, presentó ante la justicia civil la primera denuncia, pero ésta fue trasladada a la justicia militar, donde durmió por unos cuantos años. Troiani falleció en agosto de este año pero vivió para presenciar la histórica condena de 2018.

Según el reciente fallo de Casación, los directivos de la empresa confeccionaron un listado de trabajadores, incluidos legajos personales y fotografías, y aportaron la logística (vehículos para los operativos, varios de ellos en la propia fábrica) para las detenciones ilegales.

«Ford Argentina actuó mancomunadamente con las fuerzas armadas y de seguridad, con el fin de ejercer el poder represivo contra sus empleados. Para ello fue decisivo el trabajo en conjunto con los directivos, a los fines de individualizar y acallar a sus dirigentes gremiales, proscribir las huelgas y organizaciones sindicales y evitar de ese modo cualquier entorpecimiento que pudiera repercutir negativamente en los niveles de producción”, sostuvo Alejandro Slokar, uno de los magistrados que dictaron el fallo.

Y añadió: «La firma y sus altos directivos no sólo conocían y colaboraban con las fuerzas ejecutoras del terrorismo estatal, sino que realizaron un aporte activo, directo y coordinado con el propósito de lograr una política de disciplinamiento que favoreciera los niveles de producción.»

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas