Géneros

28 septiembre, 2021

El primer 28S con aborto legal en Argentina

Desde el año 1990, cada 28 de septiembre se celebra el Día de Acción Global por un Aborto Legal y Seguro, un derecho conquistado en nuestro país el 30 de diciembre de 2020.

Crédito: Bárbara Leiva

A 31 años del primer Día por el Derecho al Aborto de las Mujeres de América Latina y del Caribe (más tarde conocido como “Día de Acción Global por un Aborto Legal y Seguro”), las muertes producidas por abortos clandestinos continúan siendo una realidad en el mundo.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre un 4,7% y un 13,2% de la mortalidad materna anual puede atribuirse a los abortos peligrosos, mientras que entre los años 2010 y 2014, cerca del 45% de las interrupciones de embarazos fueron riesgosas. Casi todos ellos ocurrieron en países en desarrollo.

Según el organismo, “es posible prevenir casi todos los casos de muerte o discapacidad a consecuencia de un aborto mediante la educación sexual, el uso de métodos anticonceptivos eficaces, la práctica de abortos provocados legales y seguros y la atención a tiempo de las complicaciones”.

En nuestro país, el acceso al aborto legal, seguro y gratuito es un derecho conquistado desde el 30 de diciembre del 2020, cuando la Cámara de Senadores sancionó la Ley 27.610 de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), una normativa vanguardia en la región y el mundo.

Esta ley fue el producto de decenas de años de lucha del movimiento feminista argentino, que gracias a su masividad se posicionó en el centro de la escena. El primer proyecto se presentó en el Congreso en el año 2007 de la mano de la Campaña Nacional por el Derecho al Acceso al Aborto, sin éxito alguno. Más de diez años más tarde, en 2018, la iniciativa consiguió la media sanción en la Cámara Baja, pero en agosto de ese mismo año fue rechazada en el Senado. 

A través de los años, las históricas vigilias y movilizaciones en la puerta del parlamento se volvieron una tradición, y la marea verde se extendió por distintos países del continente Latinoamericano. Tal es el caso de Chile, México, Honduras, Brasil o Guatemala, que al día de hoy levantan sus pañuelos verdes para exigir que se respete el derecho a la soberanía sobre el cuerpo de cada persona gestante. 

El país del aborto legal

Desde la aprobación de la IVE, Amnistía Internacional relevó que “de un total de treinta y cinco acciones iniciadas con el objeto de suspender la legislación, diecinueve han sido declaradas inadmisibles; seis de esos rechazos están confirmados en segunda instancia, y solo 7 continúan en trámite”, aunque “ninguna ha tenido un impacto concreto en la vigencia de la ley”. 

“Con la aprobación de la ley de aborto, Argentina ha sabido posicionarse como un país faro en la región. Sin embargo, no se ejerce un derecho que se desconoce y en épocas complejas más que nunca debemos estar presentes para garantizar el bienestar de mujeres y personas con capacidad de gestar que deciden interrumpir su embarazo”, dijo Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.

En ese sentido, el organismo advirtió que “en Argentina el acceso al aborto presenta un mapa desigual y selectivo”, ya que “en las zonas alejadas de centros urbanos aún no hay disponibilidad de servicios de salud sexual y reproductiva y de personal capacitado”, sumado a aquellos profesionales que se declaran objetores de conciencia y se oponen a realizar el procedimiento.

No obstante, la Ley 27.610 establece en su artículo quinto que “toda persona gestante tiene derecho a acceder a la interrupción de su embarazo en los servicios del sistema de salud o con su asistencia, en un plazo máximo de diez días corridos desde su requerimiento”, a lo que el décimo artículo añade que, en el caso de que el profesional que debería realizar el aborto sea objetor de conciencia, deberá “derivar de buena fe a la paciente para que sea atendida por otro u otra profesional en forma temporánea y oportuna, sin dilaciones”. 

El Ministerio de Salud puso a disposición la Línea salud sexual 0800 222 3444 para denunciar cualquier tipo de violación al derecho al aborto. El número corresponde a una línea telefónica nacional, gratuita y confidencial que brinda información de forma integral a toda la población.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas