Derechos Humanos

22 septiembre, 2021

Facundo Castro: nuevas pericias indican que pudo haber sido torturado

La ropa que apareció en la mochila del joven días después de que hallen sus restos estaba dañada y quemada “con algún elemento químico” y presentaba “cortes y puntazos”. Todavía no hay detenidos

A más de un año de la aparición de los restos de Facundo Astudillo Castro, un nuevo peritaje realizado por expertos en rastros de Gendarmería Nacional arrojó nuevos datos sobre cómo pudieron haber sido las últimas horas del joven con vida. Según el estudio, la ropa que se encontró en su mochila días después de la aparición del cuerpo estaba dañada y quemada “con algún elemento químico” y presentaba “cortes y puntazos”, que se realizaron cuando las prendas estaban puestas.

“La mochila aparece a algunos kilómetros de donde aparece el cuerpo, cerrada, con los 2 celulares dentro -que el día posterior a su desaparición se prendieron en Bahía Blanca y después aparecieron tirados en la ría- y la ropa que llevaba Facundo ese día también aparece dentro”, recordó Luciano Peretto, abogado querellante de la causa, en una entrevista con FM De La Calle.

Los resultados de las pericias fueron entregados por los fiscales Horacio Azzolín, Andrés Heim y Iara Silvestre el último 16 de septiembre a Cristina, mamá de Facundo, y sus abogados Peretto y Leandro Aparicio. Según el letrado, el resultado “es confirmatorio, es duro, de fuerza probatoria dentro de la causa. Esto viene a confirmar el hecho de la desaparición en un marco de violencia policial e institucional enorme”.

“Para nosotros estaban quemadas, pero una cosa es verla y otra que lo comprueben los peritajes. Los gendarmes se tomaron un año para dar esos resultados y todo indica que Facundo tenía puesta esa ropa cuando fue quemada. Eso tira por tierra la hipótesis del accidente”, añadió Aparicio en diálogo con Tiempo.

Actualmente, la querella pide que se profundicen las pericias a partir de los últimos resultados, que ya fueron incluídos en el expediente, y que se incorpore el testimonio de los peritos, para “precisar conceptos que no están claros. Hay cosas que no me gusta cómo están dichas. Dice por ejemplo que no se usó ‘arma propia o impropia’ para dañar la ropa. ¿Qué es un arma impropia? ¿Un cigarrillo no es un arma impropia? ¿Una picana no quema?”, cuestionó el abogado.

Además, esperan que se avance con las pericias pendientes. Hace tres meses que aguardan la tercera investigación vinculada a los celulares secuestrados de los efectivos de la Policía Bonaerense. Según Aparicio, la segunda pericia al respecto arrojó “datos reveladores relacionados con el ministro Sergio Berni”. 

“Hace como tres meses que tienen ese tercer secuestro de celulares. Cuando Berni dijo que habían sido entregados voluntariamente, era cierto. Pero no eran los que usaban en el momento del hecho. Cuando la DATIP (Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal del Ministerio Público Fiscal) lo advierte hubo un segundo y un tercer secuestro de teléfonos. Todavía no tenemos esas pericias. Se piden, la jueza dice que no, luego la cámara dice que sí”, relató. 

La demora en estas investigaciones llevaron a Cristina Castro a apuntar contra la jueza María Gabriela Marrón, también vinculada a otras dilaciones, y a pedir su apartamiento ante la Cámara de Casación Penal. 

Facundo Astudillo Castro desapareció el 30 de abril de 2020 durante la cuarentena por el coronavirus. Sus restos aparecieron más de cien días después en el pantanoso cangrejal de Villarino. Según la información recabada por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), Facundo murió por asfixia por sumersión, ahogado. Fue visto por última vez con vida mientras caminaba por la Ruta 3, donde fue demorado por oficiales de la Policía Bonaerense por violar la cuarentena mientras iba a visitar a su ex pareja. Durante la investigación por su desaparición, existió un plan de encubrimiento que contó con amenazas de Sergio Berni, ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, a la querella, además de intimidaciones de la policía a testigos, familiares y la ex novia del joven.

La causa, caratulada como “desaparición forzada”, todavía no tiene ni imputados ni detenidos. La jueza Marrón rechazó los pedidos de detención de los únicos efectivos mencionados en el expediente: Gabriel Sosa, Jana Curuhinca y Siomara Flores. 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas