Mundo Gremial

8 septiembre, 2021

Sindicalistas repudian los dichos de Larreta sobre la eliminación de las indemnizaciones

El jefe de Gobierno porteño declaró en una entrevista televisiva que “hay que ir de la indemnización por despido a un seguro”, lo que despertó el rechazo de un amplio sector de la población. Notas dialogó sobre este tema con los referentes gremiales Daniel Yofra y Santiago Etchemendi.

A pocas horas del cierre de campaña de cara a las elecciones legislativas de este domingo, el jefe de Gobierno porteño y referente de Juntos por el Cambio, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró que “nadie toma un empleado con un sistema como éste en la Argentina”, y que “claramente hay que ir de la indemnización por despido a un seguro”.

“Hay que ir yendo a un sistema como por ejemplo el de la construcción en la Argentina, donde hay algo más parecido a un seguro que a tener que pagar una indemnización. Incluso para el trabajador termina siendo mejor”, continuó Larreta en una entrevista televisiva en América TV, a lo que añadió: “Es un buen sistema que ya funciona en este país, que tenemos que estudiar como podemos generalizarlo a otros sectores. No es el sistema de Suecia o Dinamarca, es de acá, de la industria de la construcción, ya esta probado”.

Estas declaraciones no tardaron en ser repudiadas por referentes de distintos sectores y de diversas tradiciones políticas. Para entender el impacto que podría tener esta perspectiva en el mundo laboral, Notas dialogó con los referentes sindicales Daniel Yofra, secretario general de la Federación de Trabajadores Aceiteros, y Santiago Etchemendi, secretario general de la Comisión Gremial Interna del Banco Provincia.

-¿Por qué son importantes las indemnizaciones por despidos? 

-Daniel Yofra: La indemnización por despido es un seguro que tienen los trabajadores contra el despido arbitrario. Es un derecho constitucional, unos le tiene que dar garantía al trabajador que no se lo va a despedir arbitrariamente sin darle un peso. Si se elimina, atentaría contra la integridad de todos los trabajadores y contra la constitución nacional, en donde queda explícito que hay una protección contra el despido arbitrario.

-Santiago Etchemendi: En este país y en el mundo, bajo el sistema social que vivimos, los estados no le garantizan a la población una vida digna a partir del trabajo. Siempre hay un sector que está fuera del sistema. Eso incluso ayuda a ponerle un precio a esa mano de obra. En ese sentido, la indemnización es lo mínimo que le puede garantizar un estado a los trabajadores, que en caso de ser despedidos tienen derecho a recibir un dinero por la labor realizada. Decimos que es lo mínimo porque partimos de la base que el salario nunca es el valor real del trabajo, porque está el patrón en el medio, que se lleva la tajada más importante del producto final.

Eliminar las indemnizaciones sería un avasallamiento total hacia los derechos de los trabajadores

Daniel Yofra

-¿Contra qué atentaría su eliminación?

-D.Y.: Eliminar las indemnizaciones sería un avasallamiento total hacia los derechos de los trabajadores. Es una burrada, pero al venir por parte del jefe de Gobierno me parece que están avizorando que en algún futuro lo van a plantear. Evidentemente es una exigencia de los empresarios para apoyar la campaña de Cambiemos, no me llama nada la atención que tengan esa línea.

-S.E.: La eliminación de la indemnización podría derivar en un montón de consecuencias: quedarse en la calle con una familia de un día para el otro sin un centavo, por ejemplo. Por otro lado, que las patronales puedan decidir despedir a alguien para castigarlo por organizarse y reclamar derechos. Hay un montón de consecuencias, pero sobre todo que se abarate la mano de obra, porque si es fácil despedir, también lo va a ser llevar a cabo una re-contratación en peores condiciones de trabajo.

-¿A qué lectura sobre los derechos laborales responde esta idea de que la indemnización por despido no es un beneficio para los trabajadores, y que deberían ser reemplazadas por “seguros”?

-D.Y.: Las indemnizaciones no se pueden reemplazar por seguros. Los compañeros de la UOCRA tienen ese sistema, y lo único que hace es precarizar el trabajo. Una vez que los despiden, después es una potestad del patrón tomarlos o no, y los trabajadores que quieran reclamar o defender su continuidad laboral no tienen ninguna forma de ampararse. 

-S.E.: Corresponde a la lectura de tratar de bajar la masa salarial, de no pagar por mejores condiciones de trabajo. Por el contrario, las empeora, porque la solución a cualquier reclamo sería el despido. Entonces, el trabajador para poder subsistir tendría que ir con la cabeza gacha, agarrar el puesto que pueda conseguir, y si no, ser presa de la avaricia patronal. Si se implementaran los seguros, significaría que eso se debite todos los meses de nuestro salario. El único seguro que tenemos que tener es el trabajo para toda la vida, y poder vivir en un país en el que todos nos ganemos el pan. No hay otra discusión.

El único seguro que tenemos que tener es el trabajo para toda la vida

Santiago Etchemendi

-¿Es cierto que, tal como señaló el jefe de Gobierno, “nadie toma un empleado en Argentina con un sistema como éste”?

-D.Y.: Eso no es verdad, porque el empleo no se crea a través de sacar las indemnizaciones, se crea por producción. En la medida de que haya producción en nuestro país, la desocupación baja. Pensar que los empresarios no toman gente porque no pueden despedir es un engaño a la sociedad, como tanto engaño que tiene esa línea política que desprecia a la clase trabajadora. Además, el DNU 413/2021 prohíbe el despido a los que ingresaron a trabajar antes de diciembre del 2019. Esa es otra falacia o ignorancia por parte del jefe de Gobierno.

-S.E.: No es cierto lo que dice el jefe de Gobierno. Hemos tenido tasas altísimas de empleo. Fueron momentos históricos donde la redistribución de las ganancias se daban en mejores condiciones para el trabajador a partir de las grandes luchas, en las que se les arrancaba a las patronales mejores condiciones laborales. Esto no es sólo con mejoras salariales, sino también con vacaciones y licencias de todo tipo. Tiene que ver con qué tipo de desarrollo productivo queremos para el país. Es una discusión muy profunda, pero lo cierto es que si hay un mejor reparto de las riquezas, hay más trabajo para todas y todos en mejores condiciones. Es todo lo contrario a lo que plantea Horacio Rodríguez Larreta.

-¿Cómo se vinculan estos dichos a las políticas en torno al mundo laboral aplicadas durante el gobierno de Mauricio Macri?

-D.Y.: Manejan una política que representa a los empresarios, no a la clase trabajadora. En ese sentido, nosotros tenemos que aprender a defendernos y ver qué es lo que va a pasar en el futuro si esta clase política llega a tomar el poder del gobierno nuevamente. Ya han intentado aplicar medidas como la reforma previsional y laboral, todas situaciones que perjudican a los trabajadores. La indemnización es una forma de disuadir que despidan, no darle la posibilidad al patrón de que el día de mañana nadie se lo quiera organizar, afiliarse a un sindicato o protestar. Ese es el objetivo, volver a antes del año 30, épocas en donde se esclavizaba a los trabajadores, una regresión total. Como dice Serrat: “Si no fueran tan dañinos, causarían gracia”.

-S.E.: Esta postura se vincula directamente con las políticas de Mauricio Macri. Aspiraba a que los trabajadores se mantengan activos hasta los 70 años, obviamente en peores condiciones. Querían llevarnos a un país en donde los ricos, tanto extranjeros como argentinos, hagan cada día más plata a partir de derramar menos gotas hacia lo que le toca a la clase trabajadora. Esta gente que hoy viene con estos discursos es la misma que se negaba a una ley que planteaba por única vez un aporte extraordinario de las grandes fortunas, imaginate si planteamos que haya una mayor redistribución. Ellos siempre aspiran a llevarse más riquezas a su bolsillo, no les importa cuál es el destino de las millones de personas que podrían padecer esta decisión. 

Es lo mismo que lo que nos enseñó el macrismo durante sus cuatro años de gestión: no podemos aspirar a tener vacaciones, a jubilarnos a una edad que nos permita vivir la vida dignamente, a tener un sistema de salud o a ir a la universidad. Esta declaración está vinculada exactamente con esas ideas de carácter político y económico que destruyen la vida del trabajador. Esta es la propuesta más clara y transparente de la derecha para continuar con sus planes. A pocos días de las PASO, tiran “la verdad de la milanesa”. 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas