Mundo Gremial

6 agosto, 2021

Trabajadores de prensa presentes, ahora y siempre

El Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) realizó una investigación abierta y colaborativa sobre les trabajadores de prensa detenides, desaparecides y asesinades por el terrorismo de Estado en Argentina. Durante más de un año ya recopilaron más de 200 casos. Indagaron en sus historias, sus trabajos y su militancia.

“Somos un colectivo integrado por periodistas, comunicadores, estudiantes e interesados en la historia argentina y en conocer y recuperar la historia de les desaparecides de prensa: su lugar y formas de trabajo; su militancia y pensamiento”. Así se presenta la página web abierta para investigar y divulgar sobre los y las colegas que fueron perseguides, desaparecides y detenides por el golpe de Estado en Argentina. Se trata de un proyecto impulsado por les trabajadores nucleades en el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA).

En más de un año de investigación, ya recopilaron la información de más de 200 trabajadores y trabajadoras. Matías Cervilla, integrante del colectivo que creó el proyecto, explicó que lo iniciaron “con la idea de que la lucha que damos con el SiPreBA no surgió de la nada, de que heredamos una larga tradición construida por gente que nos precede y que allanó el camino, que viene peleando por sus derechos hace décadas e incluso que dio su vida por eso”. 

“Nos dimos cuenta de que es muy importante rescatar no solo el perfil militante, político y sindical, sino también el profesional, las obras, los escritos, lo que hicieron en concreto esos trabajadores y trabajadoras como periodistas, fotógrafos y trabajadores de prensa en general”, remarcó Cervilla a este medio.  Además, hizo hincapié en las cuestiones metodológicas, la seriedad y el profesionalismo que le imprimieron al proyecto abierto a la participación abierta para afiliades del sindicato, y estudiantes y docentes de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV).

“Nos dimos cuenta de que es muy importante rescatar no solo el perfil militante, político y sindical, sino también el profesional, las obras, los escritos, lo que hicieron en concreto esos trabajadores y trabajadoras como periodistas, fotógrafos y trabajadores de prensa en general”

La página web se inició con 232 nombres que figuraban en un informe de la secretaría de Derechos Humanos de la Nación del año 2019. A pedido del SiPreBA, el departamento socializó la información recabada entre los años 1966 y 1983, incluyendo los asesinatos llevados adelante por la Triple A.

En la actualidad, después de más de un año de trabajo, ya alcanzaron un total de 243 historias. Además de los nombres, cuenta con una extendida información personal, laboral, sindical y militante de les desaparecides: fecha y lugar de nacimiento de cada une, medios donde trabajaron, militancia política y/o sindical, fecha y lugar de los secuestros o desapariciones, lugar de detención, el estado de las causas abiertas y -lo más importante- las obra periodísticas e intelectuales, libros, notas, fotos, artículos o lo que fuera que hayan hecho en sus vidas profesionales

El objetivo es “que no sean sólo nombres en una lista”, sino que la intención es “darle corporeidad a lo que fue su propia praxis, mostrar que escribieron cosas, algunas cosas notables”, aclaró Matías, que agregó que esas personas “hicieron obras, escribieron, sacaron fotos, charlaron, pensaron, tuvieron ideas, tuvieron una visión del mundo que se intentó borrar por la fuerza”. 

“No podemos separar la militancia de la obra periodística, ni podemos separar estas de las ideas ni de la personalidad de Walsh o del negro Demarchi, delegado gremial de El Cronista”, reafirmó Cervilla, retomando ejemplos concretos de dos de los nombres más reconocidos que aparecen en el listado. 

Matías hace especial referencia a que en muchos casos esas desapariciones contaron con la complicidad de las empresas y de los empresarios con los que hoy deben seguir negociando salarios y condiciones laborales. “Esas luchas que esas compañeras y compañeros dieron, tuvieron lugares en muchos casos en las mismas redacciones, las mismas radios, los mismos canales de televisión, las mismas plantas de impresión con las mismas empresas y en algunos casos incluso los mismos empresarios que continúan hoy en día a cargo y con quienes negociamos como sindicato para mejorar nuestras condiciones laborales y ampliar derechos”, contó el periodista, convencido que no debe ganar el olvido que el golpe intentó imponer a la hora de pensar “el presente y el futuro del periodismo, del trabajo en prensa y de la lucha por nuestros derechos a la luz de esas luchas pretéritas”.

“Esas luchas que esas compañeras y compañeros dieron, tuvieron lugares en muchos casos en las mismas redacciones, las mismas radios, los mismos canales de televisión, las mismas plantas de impresión con las mismas empresas, y en algunos casos incluso los mismos empresarios que continúan hoy en día a cargo y con quienes negociamos como sindicato para mejorar nuestras condiciones laborales y ampliar derechos”

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas