Política

4 agosto, 2021

La Policía porteña detuvo a un costurero cooperativista

Lo retuvieron por algunas horas porque transportaba ropa sin tener remito.

En un nuevo ataque contra los trabajadores de la economía popular, la Policía de la Ciudad detuvo este miércoles por la tarde a un costurero del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) por no tener remito. Desde el MTE denunciaron que “al igual que sucede con los vendedores ambulantes, la policía hace abuso de la ley de marcas o resistencia a la autoridad para perseguir trabajadores de la economía popular”.

“Hace años los costureros y costureras de CABA nos venimos organizando y armando Polos Textiles bajo la consigna ‘La Casa para habitar el Polo para Trabajar’, luchando  desde abajo contra la persecución policial y  el hostigamiento de los inspectores del AGC (Agencia Gubernamental de Control)”, añadieron en un comunicado.

En ese sentido, subrayaron que “la policía, acostumbrada a amedrentar a los trabajadores en los talleres familiares,  acusándolos de ‘clandestinos’ para cobrar coimas, no se resiste a perder su caja y  mantener su sistema de coimas y extorsión”.

Además, sostuvieron que el Gobierno de la Ciudad, encabezado por Horacio Rodríguez Larreta, nunca aplicaron “ninguna política de regularización para los talleres informales, no se apoya la política de los Polos Textiles y nunca han detenido a ningún fabricante por explotación a pesar que pagan precios de miseria y no cumplen con ninguna normativa laboral”. Y añadieron: “La política de cortar el hilo por lo más delgado es lo que prima en la ciudad donde dos incendios les costaron la vida a costureros y sus familias”.

Finalmente, el trabajador fue liberado horas más tarde, luego de que el MTE convocara a una concentración frente a la Comisaría 38 del barrio porteño de Flores.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas