Derechos Humanos

30 julio, 2021

30 de julio: Día Mundial contra la Trata de Personas

Cada 30 de julio se conmemora el Día Mundial Contra la Trata de Personas, uno de los flagelos mas extendidos alrededor del globo y que históricamente afecta a los sectores mas vulnerados de la población, aunque con el correr de los años se extendió a todas las clases sociales.

En el año 2010 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sancionó el Plan Mundial para “concienciar sobre la situación de las víctimas del tráfico humano y para promocionar y proteger sus derechos”. En el 2015, la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de dicho organismo internacional publicó como uno de sus objetivos la “necesidad de luchar para poner fin a la trata de seres humanos y a todo tipo de violencia contra mujeres y niños”.

En la actualidad se trata de unos de los delitos organizados más lucrativos que existen, junto con el tráfico de drogas y armas. A principios del 2021, el Informe Mundial de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Undoc) afirmó que «las víctimas femeninas siguen siendo los principales objetivos de la trata de personas. Por cada 10 víctimas detectadas a nivel mundial, aproximadamente cinco eran mujeres adultas y dos eran niñas».

El mismo informe, advierte que la explotación sexual es la forma de trata de personas más comunmente identificada, ocupando el 50% de las estadísticas, seguida del trabajo forzoso o esclavo, cuya cifra asciende al 38%. 

En efecto, al tratarse de una actividad ilegal que traspasa la mayor parte de las fronteras del globo, la cifra real es difícil de calcular y los números se basan en estadísticas otorgadas por organizaciones de Derechos Humanos que rescatan o reúnen a las víctimas que pudieron escapar y reconstruyen la realidad a través de sus relatos.

Argentina

Según el último informe de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), dependiente del Ministerio Público Fiscal, en el año 2019 la línea 145 recibió 1740 denuncias, de las cuales más del 48% (844) fueron por casos de explotación sexual, y el 12,5% (218) por desaparición de personas. 

El mismo escrito señala que  “la modalidad de trata más denunciada sea la sexual y que el mayor número de víctimas sean mujeres se deriva lógicamente del contexto específico de vulneración que afecta a este grupo”. De las 608 víctimas totales referidas a la trata de personas, 462 son mujeres, 84 varones, sobre 80 no surge el género y 2 personas son transgénero.

Además, evidencia que de las 860 personas imputadas por delitos de tráfico con fines de explotación sexual, 448 son varones, 261 son mujeres, de 142 no surge su género y 9 son personas transgénero. Es decir que al menos un 52% de los victimarios son varones.

“Este es un valor que también alerta sobre las asimetrías de poder que se verifican en estos casos: el sistema prostibulario es un espejo de los roles de poder asignados a unos en perjuicio de otras, las mujeres y disidencias”, indica el informe.

Por otro lado, se reconoce que “el bajo número de víctimas transgénero en las denuncias recibidas no se debe a la inexistencia de casos en los que integrantes de este colectivo se vea vulnerado sino en una invisibilización de las violaciones a sus derechos y las circunstancias en que son víctimas”.

En nuestro país el caso más resonado de trata de personas fue el de María de los Ángeles Verón, desaparecida en 2002 por una red dedicada al tráfico de mujeres. El 3 de abril, cuando tenía 23 años, Marita fue vista por última vez antes de presentarse a una consulta médica en Las Talitas, Tucumán, a pocas cuadras de la casa que compartía con su pareja y su hija de 3 años.

Desde el momento de su desaparición, la búsqueda estuvo encabezada por su madre, Susana Trimarco, quien se convirtió en un emblema de la lucha contra la trata de personas en un país donde las autoridades brillaron por su ausencia. Para encontrar a su hija, Susana se camufló en los prostíbulos ilegales de Argentina y se enfrentó con la cúpula policial tucumana, pero su búsqueda nunca dio resultado.  Mientras tanto, 10 hombres fueron encontrados responsables de la desaparición y llevados a juicio en 2012, donde el tribunal decidió dejarlos en libertad.

Recién en 2017 la Corte Suprema de Justicia rechazó un recurso extraordinario y ordenó que los culpables fueran encarcelados, pero fueron beneficiados con prisión domiciliaria. Mientras, Susana Trimarco lucha junto a las organizaciones feministas y de derechos humanos para que ninguna otra niña o mujer sea víctima del tráfico ilegal de personas.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas