Géneros

22 julio, 2021

DNI no binario: “La agenda sigue abierta y pendiente”

En el marco del lanzamiento del Documento Nacional de Identidad para personas no binarias, charlamos con Iñaki Regueiro, miembro de Abosex y activista por los derechos LGBTI+, sobre el impacto de esta nueva normativa y los caminos a seguir.

Crédito: Agrupación «Todes con DNI»

El último miércoles por la madrugada se publicó el Decreto 476/2021, que establece que “las nomenclaturas a utilizarse en los Documentos Nacionales de Identidad y en los Pasaportes Ordinarios para Argentinos en el campo referido al ‘sexo’ podrán ser ‘F’ -Femenino-, ‘M’ – Masculino- o ‘X’”, es decir, “sin especificar”.

Durante el acto del lanzamiento de la medida, encabezado por el presidente Alberto Fernández y les titulares de las carteras de Interior y Mujeres, Géneros y Diversidad, Eduardo “Wado” de Pedro y Elizabeth Gómez Alcorta, activistas que estaban presentes expusieron que “con una ‘X’ no alcanza” para contener a todas aquellas identidades sexo-genéricas que se conforman por fuera del binarismo cisgénero. 

Esta intervención hizo público un debate sobre el derecho a la identidad y el reconocimiento de las diversidades. “Esto que ven críticamente, es un paso que estamos dando y que espero que termine el día que en el DNI no pregunte si es hombre o mujer o lo que sea. Entre lo ideal y lo posible, vayamos por lo posible porque estamos cada día más cerca de lo posible”, respondió el presidente durante el acto.

Para profundizar sobre estas aristas abiertas, charlamos con Iñaki Regueiro, miembro de Abosex y activista por los derechos LGBTI+.

-¿Qué implica para el activismo por la diversidad sexual esta nueva medida del gobierno nacional? 

-Es una buena noticia, es un paso hacia adelante que por primera vez en Argentina y en Latinoamérica tengamos un Gobierno Nacional que reconoce identidades no binarias en documentación como el DNI y el pasaporte. Esto no agota la agenda ni los reclamos de muches activistas no binaries y sus organizaciones, ya que hay temas pendientes. Un ejemplo es la propia categoría como forma de identificar a las personas, el reconocimiento no sólo en partidas de nacimiento, sino también en la documentación nacional de todas las identidades, el reclamo por el campo abierto. 

A mi criterio es un avance, sobre todo porque soluciona la cuestión de los expedientes administrativos y judiciales que tenía el Gobierno Nacional desde 2018 en adelante, a causa de avances que se dieron en distintas jurisdicciones. Esto les devuelve la identidad a esas personas, les da un DNI y la posibilidad de hacer uso de sus derechos. Desde Abosex acompañamos a une de elles, y estamos conformes con que esa gestión concluya favorablemente.

Hay personas que están conformes con la solución, otras que no. La discusión está abierta y continúa. No alcanza solamente con una “X”, es lo que quedó en claro por parte de organizaciones de personas no binarias. Hay que seguir dando esa discusión, buscando soluciones para que todes tengan sus identidades reconocidas en su documentación. 

Hay que seguir dando la discusión, buscando soluciones para que todes tengan sus identidades reconocidas en su documentación

-Las personas TTNB son sistemáticamente sometidas a la patologización y la criminalización, ¿cómo impacta la medida en esta realidad?

-Las personas travestis, trans y no binaries siguen siendo víctimas de vulneración de derechos. En Abosex formamos parte de la campaña “Reconocer es Reparar”, que visibiliza la vulneración sistemática a los derechos humanos que tuvieron las personas trans y travestis durante la dictadura por motivos de identidad de género. Fueron víctimas de violencia institucional, y eso requiere una reparación. 

Hoy por hoy también esa criminalización permanece, por ejemplo, en materia de causas por por droga o persecución del trabajo sexual. Hay una tendencia a continuar la criminalización. La patologización, que es otro de los ejes de la identidad de género, también existe. Es un proceso lento que muchas veces se ve obstaculizado por actitudes de profesionales o de personas del sector privado y público que atienden a personas trans en el día a día y vulneran su trato digno. 

Sin ir más lejos, el cupo trans como medida de acción afirmativa es un emergente de la exclusión sistemática del mercado de trabajo que tiene el colectivo. Estos son solo ejemplos de cómo la agenda sigue abierta y pendiente. Si bien el estándar de derechos es bueno, la aplicación y la realidad distan todavía de ser óptimas o ideales. Hay que seguir trabajando el reconocimiento de ésta como de otras identidades. Lo que hizo la Ley de Identidad de Género en toda su potencialidad fue ayudar a la inclusión, pero los reconocimientos registrales no son los únicos derechos humanos del colectivo. Hay que seguir avanzando en toda la agenda.

Los reconocimientos registrales no son los únicos derechos humanos del colectivo

-¿Qué pensás sobre la respuesta de Alberto Fernández luego de que algunas personas que presenciaron el acto de este miércoles intervinieran diciendo que las personas no binarias no son una X?

-El presidente estuvo bien porque se hizo cargo del reclamo. Nuestro colectivo es pelea, lucha y reclamo. Las pancartas y la actitud rupturista han dado grandes resultados en materia de derechos LGBTI+. El reclamo muchas veces no es ordenado, pero no hay que condenar esas cuestiones. Así fue la respuesta del presidente, que reconoció ese conflicto y la parcialidad de la medida, y abrió el debate. Su respuesta fue “pensemos si esta categoría sigue sirviendo a efectos identificatorios”, es una declaración potente. Abrió una discusión que es necesaria, que incluye a los feminismos y que hay que darla.

-¿Qué caminos quedan todavía por desandar para ser una sociedad más justa? ¿Cómo trabajan desde Abosex en relación a esto?

-Además de la campaña “Reconocer es Reparar” está la Ley Intersex, que es uno de los grandes reclamos. La sigla “LGBTI” incluye una “I” que hoy por hoy no tienen respuestas a nivel normativo y de derechos. Hay que avanzar en la agenda intersex y en el material reparatorio para muches compañeres trans y travestis que son personas mayores y sobrevivientes de una época nefasta. Nada se compara con lo que vivieron ellas en materia de tortura, recuslión, persecución policial y judicial. Hay que reparar esas vulneraciones a los derechos humanos, y Abosex intenta acompañar esas luchas.

-¿De qué se trata la Ley Intersex?

Es una normativa promovida por Justicia Intersex, la organización de Mauro Cabral. También es impulsada por Potencia Intersex y otras organizaciones de la temática. Lo que apunta es a dejar en claro que las intervenciones quirúrgicas que no son médicamente necesarias deben estar prohibidas. No así, obviamente, las intervenciones que tienen una necesidad médica. 

Muchas de las intervenciones que ocurren día a día en nuestro país y en el mundo en relación con niñes intersex se basan en una concepción binaria de la corporalidad, de la funcionalidad y de la identidad de género, incluso de la orientación sexual. Es una configuración impuesta de cómo debe ser un cuerpo y cómo debe ser el futuro de un bebé.  Lo cierto es que esas personas cuando crecen pueden estar en total desacuerdo con las intervenciones que les hicieron, que son irreversibles y que muchas veces afectan la capacidad reproductiva. A veces implican una mutilación. 

La Ley Intersex es una ley de protección de derechos de niñes y de derechos humanos. Apunta a modificar las prácticas de la salud pediátrica, y también al derecho a la verdad de muchas personas intersex que no saben a qué intervenciones fueron sometidas en el pasado. También habla de cuestiones registrales, de modificación de las currículas universitarias en medicina, y de políticas antidiscriminatorias. Es una norma largamente esperada por el activismo intersex argentino e internacional, esperemos que el próximo paso sea en ese sentido. La “I” de la sigla existe, y hay un compromiso de modificar en todo el país la forma en la que se le brinda salud a un colectivo.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas