Salud

22 julio, 2021

Argentina con la mitad de su población vacunada

Con la llegada de más de 40 millones de dosis, Argentina llegó a vacunar al 50% de su población y el 70% si se toma sólo a los mayores de 18 años. Es uno de los 18 países que mayor porcentaje de habitantes inmunizados tiene, con al menos una dosis. No hay aglomerados urbanos en emergencia epidemiológica y ya se estima que pronto habrá novedades para iniciar la vacunación de jóvenes de 12 a 17 años con comorbilidades.

Con más de 300 mil vacunados por día, la Argentina llegó al 50% de su población total vacunada contra el Covid–19, y el 70% si se toma sólo a los mayores de 18 años. Si siguiera a ese ritmo, contemplando que hubo días récord con más de 500 mil vacunados en menos de 24 horas y un promedio semanal de 2.300.000 dosis, superaría el 70% de su población vacunada con al menos una dosis antes de septiembre.

Con el último cargamento llegado hoy de China, Argentina superó los 40,6 millones de dosis aplicadas por el Plan Estratégico de Vacunación que el Gobierno despliega en todo el territorio nacional. La cifra ubica al país entre los 18 que mayor porcentaje de habitantes inmunizados tiene, con al menos una dosis. 

La mayoría de los que encabezan la lista son europeos y los Estados Unidos, donde en su mayoría todavía no logran superar el techo del 60% de vacunados. Emiratos Arabe, Uruguay, Chile y Canadá son los únicos países que superan el 70%, pero los tres primeros lo hicieron con mayoría de vacunas Sinovac, que en Argentina y otros países no fue autorizada por su baja eficacia.

Carla Vizzotti, ministra de Salud de la Nación, actualmente aislada tras su regreso del Reino Unido, precisó los porcentajes en adultos y adultos mayores, de una y dos dosis. “Ya se encuentra vacunado el 87% de los mayores de 50 años, mientras que los mayores de 70 ya han completado el esquema de dos dosis en un 45% y el 70% de los mayores de 20 años ha recibido la primera aplicación”, dijo la funcionaria en declaraciones a Radio La Red.

“Ya se encuentra vacunado el 87% de los mayores de 50 años, mientras que los mayores de 70 ya han completado el esquema de dos dosis en un 45% y el 70% de los mayores de 20 años ha recibido la primera aplicación”

Las prioridades para estos meses serán: acelerar la segunda dosis para fortalecer la inmunización y retrasar la llegada de la variante Delta y seguir con la campaña de vacunación con jóvenes y adolescentes. Para la segunda dosis ya están llegando la vacuna inglesa y la china pero al gobierno le preocupa más la faltante de stock de segundas dosis de Sputnik V. Por eso también aceleraron los procesos de prueba de combinación de vacunas.

Con respecto a la vacunación de los más jóvenes suelen ser las franjas etarias con más rechazos a las vacunas, sin embargo la campaña continua. En varias localidades ya están vacunando mayores de 18 sin enfermedades de riesgo o incluso iniciando vacunación sin turno y Vizzotti estima «que en los próximos días va a haber novedades» en relación a las vacunas del laboratorio Moderna que va a permitir inmunizar a «adolescentes entre 12 y 17 años con condiciones de riesgo».

Los resultados de la vacunación se reflejan en la curva decreciente de casos que hizo que en estos momentos nos encontremos por debajo del pico de la primera ola por primera vez desde que empezó el año. «Por primera vez hoy no tenemos ningún aglomerado urbano dentro de la clasificación de alarma (epidemiológica). La gran mayoría está en descenso, en bajo o mediano riesgo», dijo la funcionaria que también se refirió a la vuelta a clases de la totalidad del estudiantado.

Consultada por a decisión del Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, de que todes les estudiantes regresen a las aulas entre el 4 y el 23 de agosto, la ministra advirtió que “puede ser un riesgo” el aumento de personas en espacios reducidos en invierno. “La recomendación de ir aumentando progresivamente la presencialidad y monitoreándola es adecuada, pero el ritmo y la velocidad con la que se llegue a la presencialidad plena es la discusión», remarcó.

“La recomendación de ir aumentando progresivamente la presencialidad y monitoreándola es adecuada, pero el ritmo y la velocidad con la que se llegue a la presencialidad plena es la discusión»

La vuelta a la presencialidad plena en las aulas ya es un debate abierto en nuestro país, lo mismo que la propuesta del pasaporte sanitario que ya se aplica en Francia y Grecia con bastante rechazo social y que la provincia de Buenos Aires está probando en algunos distritos. Algo más lejano por esta zona parece la propuesta portorriqueña de hacer obligatoria la vacunación contra COVID. En la isla caribeña estudian esa posibilidad por el aumento de nuevos casos entre la población no vacunada. En Argentina esto no sería necesario porque la población que rechaza la inoculación sigue siendo relativamente muy baja comparada con otros países y porcentualmente no sería un problema para bajar la circulación del virus y volver prontamente a una nueva normalidad.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas