El Mundo

7 julio, 2021

Asesinaron a tiros al presidente de Haití Jovenel Moise

Su esposa fue herida de gravedad y hospitalizada. El Primer Ministro pidió calma a la población y decretó el estado de sitio. Moise había extendido su gobierno por decreto y promovía un referéndum para una reforma constitucional. Mientras tanto el país del Caribe seguía inmerso en una crisis sanitaria, política, social y económica.

Esta madrugada mataron a tiros al presidente e Haití, Jovenel Moise. Un grupo de personas que hablaban inglés y español entraron a su residencia y lo mataron e hirieron de gravedad a su esposa que fue hospitalizada. Por el momento son pocos los datos oficiales que se conocen sobre el ataque pero las primeras versiones indican que el comando que lo mató estaba “fuertemente armado” y “le disparó con frialdad”.

El primer ministro saliente, Claude Joseph pidió calma a la población y aseguró que las Fuerzas Armadas se encargarán de poner orden. Joseph asumió el cargo de primer ministro, luego de que el anterior dimitiera por Twitter y Moise le aceptara la renuncia en abril de este año debido a la crisis política que vivía la isla, iniciada en enero cuando el presidente decretó extender su mandato y suspender el Parlamento 

Según la oposición, Moise debería haber dejado su cargo en febrero de 2020 pero él decidió por decreto extenderse en el cargo un año más. Los mandatos en Haití deben durar 5 años y este último asumió en 2016, pero juramentó en 2017 porque las elecciones realizadas en 2015 fueron denunciadas por fraude e irregularidades lo que llevó a repetir los comicios en 2016. Ese año de transición gobernó Moise y para la oposición debía contar como parte de su mandato, pero para él no. 

En ese momento hubo algunos encuentros entre representantes del gobierno y de partidos políticos de la oposición para poner fin a la crisis. También participaron diversos sectores de la sociedad civil, la Oficina Integrada de las Naciones Unidas para Haití (Binuh) y la Organización de los Estados Americanos (OEA) 

El diálogo quedó interrumpido justamente al no llegar a un consenso acerca del tiempo que debía permanecer en el poder, Jovenel Moïse. Desde el gobierno habían afirmado que había habido un acuerdo en la necesidad de redactar una nueva Constitución, realizar una Asamblea Constituyente y elaborar una hoja de ruta al respecto. A su vez reconocieron que hubo desacuerdos en lo referente a la adopción de un “calendario realista”.

Con el apoyo de las Fuerzas Armadas haitianas, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la embajada de EEUU, Moise se mantuvo en su cargo y convocó al referéndum constitucional que inicialmente debía realizarse en abril y se postergó para septiembre por el COVID. Ya en ese entonces el presidente mencionaba la posibilidad de “golpe de Estado” y que se estaba planificando un complot para matarlo.

Con el apoyo de las Fuerzas Armadas haitianas, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la embajada de EEUU, Moise se mantuvo en su cargo

Sin embargo lo que vivía el pueblo isleño más pobre de América Latina y el Caribe era un estallido social por la condición ilegitima del gobierno, pero también por la situación sanitaria y económica alarmante. Acusaban al gobierno de corrupción y de autoritarismo con movilizaciones callejeras que eran respondidas con una fuerte represión militar, asesinatos de opositores y periodistas.

Las manifestaciones y protestas populares masivas por la situación económica y las denuncias de corrupción contra Moise se iniciarón desde que asumió en 2016. Los niveles de movilización no se veían desde la dictadura de Baby Doc Duvalier en la década del 80. Pero desde mediados de septiembre de 2019 la isla se encuentra en un estado de insurrección popular permanente ante la crisis socioeconómica que padece.

Moise representaba un alfil en la geopolítica estadounidense en el Caribe y durante su mandato protagonizó el caso de corrupción más grande de la historia haitiana relacionado con el manejo doloso de los fondos del programa Petrocaribe lanzado en 2005 por el ex presidente de Venezuela, Hugo Chávez, para ayudar a otros países en el suministro de petróleo a precios blandos y financiar proyectos de infraestructura social y energética.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas