Educación y Ciencia

30 junio, 2021

Dos operarios muertos por una explosión en una escuela en Neuquén

Dos operarios mueren y una docente está internada en “estado crítico” por una explosión cuando realizaban tareas de mantenimiento en una escuela albergue en la provincia de Neuquén. La escuela se encontraba en pésimas condiciones edilicias, rodeada de pozos petroleros y a 60 kilómetros del ingreso al yacimiento de Vaca Muerta. El gremio convocó a un paro para que se investiguen a fondo las causas de la explosión.

Dos operarios fallecieron por una explosión cuando realizaban tareas de mantenimiento y ampliación de la conexión de gas en la Escuela Albergue Nº 144 de la localidad de Aguada San Roque, en la provincia de Neuquén. La Asociación Trabajadores de la Educación de Neuquén (ATEN) informó que no había alumnos al momento del incidente, pero sí una docente que resultó gravemente herida con quemaduras de tercer grado.

La escuela está rodeada de pozos petroleros, ya que está ubicada a 60 kilómetros de Añelo (puerta de entrada al yacimiento Vaca Muerta). La docente fue trasladada al hospital de Añelo, pero luego la tuvieron que llevar en “estado crítico” a un hospital de mayor complejidad así que fue trasladada nuevamente al hospital provincial Castro Rendón en la capital neuquina, a más de 160 km de la escuela.

«Esta falta de mantenimiento es responsabilidad del Estado y del Gobierno. Año a año se repiten las denuncias de las pésimas condiciones edilicias de las escuelas en la provincia de Vaca Muerta y muchas de ellas directamente no están en condiciones. Cerca de la localidad de Aguada San Roque hay 86 pozos de gas y 27 de petróleo, pero no se puede garantizar que una escuela tenga acceso al gas natural», denunció el diputado provincial del PTS-FIT Andrés Blanco.

Aún se desconocen las razones del accidente y por eso ATEN convocó a un paro en toda la provincia para exigir la investigación a fondo. Entre las condiciones estructurales que se encontraba la escuela y la zona de yacimientos que la rodea es fácil de imaginar el nivel de peligrosidad. 

En medio de un debate sobre la vuelta a las aulas neuquinas por el frío y el coronavirus, el gobierno provincial había decidido regresar a la presencialidad el lunes 22 de junio pasado. Esta escuela, que además es un albergue para alumnos en situación de vulnerabilidad y judicialización, no estaba en condiciones edilicias de retornar. Sin embargo, las autoridades y los docentes habían decidido hacerlo por la necesidad de esos chicos y chicas de retomar las clases presenciales.

Esta semana habían vuelto los alumnos de las zonas cercanas, y la semana que viene iban a regresar los que venían de zonas más alejadas y que necesitan permanecer toda la semana en la institución. Por eso ya no quedaban estudiantes a la hora de la tragedia, que podría haber sido aún peor.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas