Economía

23 marzo, 2021

Indec: la economía cayó un 9,9% en el 2020

Los efectos de la pandemia impactaron principalmente en el rubro de hoteles y gastronomía. En la ley de Presupuesto del 2021 se proyectaba una caída del 12,1% del PBI.

«En el cuarto trimestre de 2020, el producto interno bruto (PIB) creció 4,5 % en términos desestacionalizados respecto del tercer trimestre y se contrajo 4,3 % en la comparación frente a igual período de 2019. De esta forma, en 2020, el PIB mostró una baja de 9,9 %», dice el informe del Indec más reciente, donde se registra una caída histórica de la economía. 

En ese sentido, el organismo detalló que “la caída de 9,9 % interanual (i.a.) del PIB en el acumulado de 2020 respondió a la disminución de todos los componentes de la demanda». Además, agrega que el consumo privado se contrajo 13,1% interanual, la inversión (formación bruta de capital fijo) cayó 13% y las exportaciones, 17,7%.

Sólo dos sectores se vieron beneficiados el año pasado: el de de Electricidad, gas y agua e Intermediación financiera, que registraron aumentos interanuales del 0,9% y el 2,1% respectivamente. El más afectado fue el rubro Hoteles y restaurantes, que registró una caída económica del 49,2%, además de “otras actividades de servicios comunitarias, sociales y personales (-38,9% i.a.) por su magnitud, y Transporte, almacenamiento y comunicaciones (-17,0% i.a.) e Industria manufacturera (-7,7% i.a.) por su incidencia en el total”.

“Medido a precios corrientes, el consumo privado fue el componente más importante de la demanda (representó 63,6% del PIB), seguido por las exportaciones (16,6% del PBI y el consumo público (16,2% el PIB). Por su parte, la inversión alcanzó el 13,8% del PBI”, precisó el Indec.

“El brote de COVID-19 condujo a una desaceleración abrupta en la mayoría de las actividades económicas. A fin de considerar en un primer momento el efecto de la pandemia en el proceso de desestacionalización del PIB, la estrategia aplicada en el primer y segundo trimestre se alineó a las recomendaciones de Eurostat bajo la consideración de que se trataba de un impacto transitorio y de carácter excepcional sobre las actividades debido a las restricciones impuestas por la COVID-19”, consideró el organismo.

Y agregó: “Sin embargo, la persistencia de la COVID-19, por un lado, y la habilitación de permisos para continuar las actividades en muchos sectores por el otro, da indicios de que se requiere revisar el tratamiento de la intervención a fin de considerar estos efectos en el proceso de desestacionalización e incorporarlos de una manera más ajustada en cada componente, y no como un fenómeno extraordinario y transitorio. Por tal motivo a partir del tercer trimestre, no se continuó aplicando la intervención mediante outliers aditivos”.

Si bien se trata de la mayor caída económica desde el año 2002, la ley de Presupuesto 2021 proyectaba un deterioro del PBI del 12,1%, 2,2 puntos porcentuales menos a los efectivos. Además, en la misma normativa se prevé una del 5,5% para este año.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas