Mundo Gremial

22 marzo, 2021

Cien docentes de los secundarios de la UBA se quedaron sin trabajo

Se trata de les docentes del CIEEM (Curso de Ingreso al Colegio Nacional de Buenos Aires y a la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini), a quienes no se les renovó la designación en el mes de marzo, como solía suceder todos los años.

Cien docentes dependientes de la UBA podrían quedarse sin trabajo ni ingresos en plena pandemia. Se trata de les trabajadores del CIEEM (Curso de Ingreso al Colegio Nacional de Buenos Aires y a la Escuela Superior de Comercio  Carlos Pellegrini) a quienes, a diferencia de años anteriores (excepto el 2020), no se les renovó el contrato anual que garantiza la estabilidad de sus puestos de trabajo.

Les docentes están contratades desde el año 2016 mediante una modalidad en el que en el mes de marzo de cada año, reciben una designación de sus cargos. Tal como explicó una de las trabajadoras afectadas a Notas, el conflicto comenzó el año pasado, cuando la UBA no renovó sus contratos porque “le costó organizarse al curso de ingreso en relación a la virtualidad”, y con esa excusa no les designaron. “Muches no estábamos percibiendo el salario, o estábamos percibiendo menos, y no entendíamos qué era lo que pasaba2, señaló la trabajadora.

Sin embargo, gracias a la organización en asambleas, les docentes en conjunto lograron que les paguen los siete meses de salario que les adeudaban. “Lo que sucedió este año -añadió la damnificada- es que nuevamente no renovaron las designaciones, cosa que venía sucediendo automáticamente desde el año 2016. Lo que dicen es que recién en junio va a empezar el curso de ingreso, por lo cual hasta ese mes no sabríamos si tenemos trabajo o no”.

Tal como explicaron les trabajadores del CIEEM en un comunicado, “el secretario de Educación Media de la UBA, Oscar García, confirmó en la reunión que mantuvo con la delegación de AGD UBA que el curso este año comenzará en junio y durará hasta diciembre, lo cual reduciría el tiempo de nuestra designación casi a la mitad. Esta decisión, que aduce motivos pedagógicos, no es otra cosa que un recorte que ya se intentó llevar a cabo durante el 2020, aprovechando el contexto de la pandemia”.

“El destrato hacia les docentes por parte de la UBA y la secretaría de escuelas medias -continúa el escrito- resulta alarmante: no hubo ni aviso previo ni comunicación oficial hacia docentes que ya habían organizado el año contando con ese ingreso y con la cobertura de la obra social, entre otros aspectos”. Además, como agravante subrayan que “durante el mes de febrero, de forma perversa, se solicitó a todo el personal del CIEEM que necesitara exceptuarse de asistir presencialmente en 2021, presentara con celeridad la documentación que acreditara el pedido de dispensa. Dicha solicitud, si ya pensaban discontinuar nuestra contratación, resulta vergonzosa”.

En ese sentido, señalan que “esta decisión se monta además sobre un esquema de precarización laboral que se basa en el sostenimiento de todo el plantel docente con designaciones interinas anuales o cuatrimestrales, que genera que muches compañeres  alcancen 5, 10 y hasta más de 20 años de docencia en forma interina”. La docente calificó esta situación como “un cambio de categoría hacia la precarización laboral”.

El documento agrega que “los argumentos de índole ‘pedagógica’ esbozados por Oscar García son completamente falaces: la reducción del tiempo del curso de ingreso -que ya funcionó de esta manera durante dos décadas- no significa un incremento de las oportunidades para más estudiantes, ni tampoco la reducción de la presión”.  

A partir de esto, les docentes consideran que “muy por el contrario, la anualización del curso de ingreso les permitía a muches estudiantes (cuyas familias no pueden costear un apoyo extra) asistir a un curso preparatorio de ocho meses, que garantizaba un aprendizaje gradual y sostenido en el tiempo, acompañado con clases de apoyo para todas las materias tanto en el Colegio Nacional Buenos Aires como en la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, y que trataba de equiparar las oportunidades de ingresar de todes les estudiantes”.

En respuesta a estos atropellos, les docentes se reunieron en una asamblea donde definieron de manera unánime “rechazar y repudiar de plano medidas tan autoritarias y contrarias a los intereses de aquelles que con nuestro esfuerzo y entrega hemos sostenido todos estos años el curso de ingreso; exigirles a las autoridades que revean la decisión y darle visibilidad a nuestro reclamo con distintas acciones consensuadas a tal fin”.

“Es una situación compleja por donde se la mire. Así como el año pasado fue una decisión política pagarnos lo que nos correspondía, sostener el curso de ingreso de este año es lo mismo”, concluyó la docente.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas