Mundo Gremial

19 marzo, 2021

Triunfo de los trabajadores de Dánica: la empresa reconoce el convenio colectivo y actualiza salarios

Los trabajadores de Dánica Llavallol organizados junto al Sindicato de Obreros y Empleados de la Industria Aceitera (SOEIA) lograron que se termine con la persecución a sus delegados gremiales. Y la actualización de los salarios se regirá según el esquema de los aceiteros.

“Tras años de destratos y desconocimiento de derechos en la planta, este logro se obtuvo gracias a la inmensa lucha obrera en Dánica Llavallol contra la prepotencia patronal, al igual que la reinstalación de Lucas Suárez, concretada en enero pasado gracias a la lucha del Sindicato y las acciones judiciales realizadas por los abogados del SOEIA”, manifestaron los trabajadores de Dánica LLavallol luego que la empresa anunciara que reconocerá el Convenio Colectivo de Trabajo 420/05, la persecución a delegados y la actualización salarial.

En concreto, la empresa reconoce la representación del SOEIA y a los delegados Javier Castillo y Claudio Rivas, quienes padecieron la persecución de la patronal en más de una oportunidad. También se establece un esquema de actualización salarial que incluirá el pago de las remuneraciones, adicionales y demás beneficios convencionales de los aceiteros, que comienza a partir de este mes.

“Vemos ahora con claridad la importancia de ese momento en invierno pasado cuando las compañeras y compañeros de Dánica recibían los golpes más duros del embate patronal y en vez de ceder a la resignación se pusieron de pie y en asamblea junto a su Sindicato se reorganizaron, definieron medidas de fuerza, eligieron nuevos delegados. Ese día comenzamos a avanzar por un nuevo camino de lucha para frenar la prepotencia del Grupo Beltrán y recuperar la dignidad”, expresaron los trabajadores.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas