Mundo Gremial

17 marzo, 2021

El sector estatal perdió un 40% de su poder adquisitivo desde el 2015

Les trabajadores de ATE en el INDEC elaboraron un informe evidenciando el peso que tiene la inflación sobre sus salarios.

En un nuevo informe, ATE-INDEC puso en evidencia cómo fue la relación entre los salarios del sector estatal y la inflación de los últimos seis años. Allí calcularon una pérdida del poder adquisitivo de aproximadamente un 40% entre 2015 y la actualidad. “En cinco años el salario de referencia percibido en diciembre 2015, actualizado a pesos de febrero 2021 debería de ser $61.372 y no los magros $35.004 de hoy (incluye la suma fija de

$4.000 que otorga el gobierno a les trabajadores que cobren hasta $60.000.- brutos)”, señala el informe.

El sindicato de estatales contempló que “el gobierno está planteándole a las centrales y al empresariado un pacto social como salida a la crisis económico-social que viene sufriendo nuestro país”, y que “cualquier acuerdo debe sustentarse sobre la base de reglas claras que permitan que lxs trabajadorxs salgamos de la situación de empobrecimiento actual”. En ese sentido, consideraron que “se debería acordar un aumento de emergencia no menor al 35% para recuperar lo que hemos perdido en estos últimos años, esto sin renunciar a la deuda que mantiene el Estado empleador con les trabajadores estatales”.

Por otra parte, señalaron que “los sectores populares, les trabajadores, jubilades, y quienes reciben una ayuda del estado”, son les más golpeades por la crisis económica. De esta forma, sostienen que “se hace imprescindible una política de precios que permita que los alimentos lleguen a las mesas familiares”.

Además, hicieron hincapié sobre la situación de les trabajadores contratades mediante monotributo, ya que “a la pérdida del poder adquisitivo general, se le debe sumar la no percepción de medios aguinaldos, presentismo y las exiguas sumas fijas que el gobierno otorga como paliativo”. “Por ejemplo, tomando un salario mensual de bolsillo -con el último aumento- de $ 31.439.-, en 39 meses ha perdido la suma de $301.126-, aun con el aumento citado la pérdida es equivalente a más de ocho sueldos”, añade el documento.

Finalmente, les trabajadores plantearon la necesidad de que el gobierno nacional reconozca “la deuda que el Estado mantiene con les trabajadores”, además de “que el bono o suma fija que otorgó de $4.000, sea extendido a lxs trabajadores precarizades”, y que se discuta “una pauta salarial que esté atada a la inflación y a las necesidades de les trabajadores. Lo contrario sería postergar la pérdida del poder adquisitivo de les trabajadores del sector”.

“Seguimos manteniendo la exigencia de que el Estado empleador extienda el compromiso asumido en esta paritaria: la inmediata regularización del empleo precarizado con el pase a planta permanente, incluso para trabajadorxs que no tienen 5 años de antigüedad al 31 de diciembre de 2020 como también a les monotributistas, que realizan tareas habituales y permanentes”, concluye el informe.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas