Nacionales

10 marzo, 2021

Beatriz Sarlo reconoció ante la justicia que no le ofrecieron vacunarse “por debajo de la mesa”

La escritora se retractó y le pidió disculpas a la Provincia de Buenos Aires «por utilizar mal la expresión». El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, había asegurado que sus declaraciones eran parte de “una campaña horrible y de odio”.

La escritora y ensayista Beatriz Sarlo fue convocada por la justicia para declarar este miércoles como testigo de una causa que investiga presuntos desvíos de la otorgación de vacunas, luego de sostener que el gobierno de la Provincia de Buenos Aires le había ofrecido inmunizarse “por debajo de la mesa” en una entrevista por televisión. «No acepté vacunarme porque tengo ética», dijo en la entrada de Comodoro Py.

Sin embargo, Axel Kicillof confirmó que Sarlo fue convocada para una campaña en contra del desprestigio de la vacuna Sputnik V organizada antes de que salga el artículo en The Lancet que verificaba la seguridad de su aplicación, por lo que nunca fue llevada a cabo. Más tarde, ella misma reconoció que no le habían ofrecido vacunarse de manera irregular. 

«Me autocritico fuertemente, no debí decir ‘por debajo de la mesa’», dijo la escritora en diálogo con Radio Con Vos. Y agregó: «El ofrecimiento fue a fines de enero por intermedio de mi editor de Siglo XXI, Carlos Díaz. Por lo que yo entendí, desde provincia de Buenos Aires estaban vacunando para lograr fotos que persuadieran a la gente».

En ese sentido, Kicillof recordó que la campaña fue presentada públicamente en enero, en Villa Gesell. «Lo anuncié en una conferencia. Fue bien pública y dije que destinaría cien vacunas porque la idea era que se vacunaran para terminar con ese tremendo trabajo de desprestigio», subrayó. Sarlo recibió la invitación (a través del editor) por parte de Soledad Quereilhac, la esposa del gobernador bonaerense, que también fue una ex alumna suya.

«Mi esposa no ofrece vacunas, no se vacunó nadie de mi familia. Lo que titulan algunos medios es mentira y una campaña horrible y de odio hacia mi familia», señaló Kicillof en una entrevista con TN. «(Una campaña) más pública, más arriba de la mesa no se me ocurre, porque la idea era que se vacunaran y se sacaran una foto para terminar con ese tremendo trabajo que se estaba haciendo para desprestigiar la vacuna», añadió.

«De manera explícita y de distintas maneras se puede leer a lo largo del intercambio de mails que en la propuesta de participar en la campaña  no hay nada que pueda ser considerado clandestino, ilegal, ‘bajo la mesa’ sino que se aclara que es todo ‘por derecha’, a la luz del día y a la vista de la mayor cantidad de gente posible ya que, justamente, ese era el objetivo central de la campaña ‘Poné el hombro’”, admitió el propio Díaz ante la jueza María Eugenia Capuchetti.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas