Educación y Ciencia

7 octubre, 2020

CABA quiere la foto de la vuelta a clases

La cartera de Educación porteña quiere la foto con docentes y pibes en clase. Por eso realizó un simulacro de clases presenciales en el Polideportivo de Parque Patricios con varios medios presentes. Mientras las discusiones Ciudad-Nación continúan, se dejó entrever una guía para retomar las clases presenciales en aquellas jurisdicciones en las que haya baja circulación del virus.

Alicia García Tuñon

@AliGarciaTunon

COMPARTIR AHORA

Entre este martes y miércoles, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta,se reunió con les ministros provinciales para seguir buscando estrategias para la revinculación de miles de estudiantes de todo el país que tuvieron poca o nula conexión con sus escuelas. También para pensar la posibilidad de la vuelta a clase para les pibes de los últimos años de cada nivel educativo.

Trotta les entregó una «guía de análisis de riesgo epidemiológico basada en criterios objetivos» que fue elaborada por el Ministerio de Salud de la Nación junto a los especialistas del consejo asesor de la cartera educativa. Este miércoles fue evaluada en una nueva reunión por los ministros de Educación  y  las autoridades jurisdiccionales de Salud.

La guía fue aprobada por los ministros de Salud y este jueves harían lo propio las carteras educativas. La propuesta establece tres zonas: baja, media y alta circulación del virus. La Ciudad está en una zona media de contagios, según este semáforo epidemiológico. Por lo que se le permitirían actividades socioeducativas y actividades de cierre para estudiantes de 7° grado y 5° año. En Provincia de Buenos Aires se habilitarán clases presenciales en 8 distritos que tienen riesgo bajo de contagio.

Mientras, las discusiones entre los ministerios continúan. La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, en una batalla contra los sindicatos docentes y contra las familias y les estudiantes, no se resigna a no tener la foto con docentes y pibes en clase.

En ese sentido, convocó por turnos a varios grupos de estudiantes de 5° año de la Escuela Media N° 3 del Bajo Flores para que fueran al barrio de Parque Patricios y entregarles computadoras. Les alumnes fueron invitados a un polideportivo y les sentaron en bancos frente a un pizarrón en donde personal del ministerio y docentes contratades de jornada extendida les explicaron cómo se utilizan los dispositivos. Después les hicieron esperar al rayo del sol para que les funcionaries les fueran subiendo de a dos en taxi para regresar a la escuela. Hoy deben volver para tener otra clase y recién luego de la misma, les entregaran las netbooks. Todo esto ocurrió frente a las cámaras de distintos medios. Incluso sin la autorización de la utilización de la imagen de las familias de les alumnes como fija la normativa. La foto ya la tienen.

Al respecto, Eduardo López de UTE declaró: “Los docentes venimos exigiendo que les entreguen de una vez los dispositivos a los 6500 pibes y no que los expongan bajo el sol y que encima los hagan volver otro día”.

Desde agosto están disponibles las computadoras que Nación ofreció entregar a la Ciudad y que Larreta dijo no necesitar. Para complejizar el tema, la cartera porteña le inició un sumario administrativo a un supervisor del nivel primario de una de las zonas más vulneradas (Pompeya, Soldati y Bajo Flores) por haberle repartido a las familias las tarjetas con datos móviles que está distribuyendo el ENACOM en varias provincias y que también habían puesto a disposición de la Ciudad.

Otro de las embestidas que irrita a les docentes en estos días es que el Ministerio citó para rendir el examen en forma presencial a les profesores que se encuentran haciendo en forma virtual el curso anual para acceder a cargos de conducción. Son alrededor de 600 docentes que están concursando este año y que aspiran a ocupar cargos de director/a, vicedirector/a, secretario/a y hasta supervisor/a de alguno de los 21 distritos escolares. Ante el reclamo por la exposición a contagio y sobre todo de docentes embarazadas y población de riesgo, la cartera porteña decidió darles por aprobada la cursada pero suspenderles la posibilidad de rendir el examen por lo que este año quedan afuera de los concursos. Al resto les obliga a concurrir a las escuelas sede de los concursos para realizar las evaluaciones.

Más compleja es la situación de muchas docentes a cargo de sus hijes menores que no sólo tuvieron que hacer el curso mientras estaban al cuidado de sus niñes pequeñes sino que no tienen con quién dejarlos para ir a rendir el examen.

“La ministra Acuña pone en una disyuntiva y en una situación dramática a los docentes, porque el que no se presenta a estos exámenes pierde ésta y todas las instancias posteriores”, señaló Angélica Graciano, secretaria general de UTE-CTERA. “Nosotros le hicimos una propuesta a la ministra de Educación para que los concursantes se logueen mediante un número y nos respondieron que ese nivel de tecnología les va a llevar mucho tiempo y no lo van a poder hacer”, agregó.

En las universidades e institutos terciarios se toman los exámenes en formato virtual, incluso para la finalización de carreras. Por lo que no se comprende más que como una puja con el sector docente y sindical que se obligue a les concursantes a dar los exámenes en forma presencial.

Además, más del 75% de les concursantes son mujeres y esta medida las deja fuera de la posibilidad de acceder a los cargos directivos en la Ciudad.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas