Nacionales

1 octubre, 2020

Facundo Castro murió por asfixia por sumersión

Este jueves se conocieron los resultados finales de la autopsia del cuerpo de Facundo, encontrado 45 días atrás en los cangrejales de Villarino. El informe fue entregado a la jueza del caso en la sede del Equipo Argentino de Antropología Forense.

Finalmente se conocieron los resultados de la autopsia sobre el cuerpo de Facundo Castro, encontrado en el pantanoso cangrejal de Villarino el 15 de agosto pasado. Si bien los catorce peritos y peritas del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) no se pusieron de acuerdo en las conclusiones, la causa de muerte es clara: Facundo murió por asfixia por sumersión, ahogado. 

“El estado de esqueletización del cadáver limitó las posibilidades de conocer el modo de la muerte, no pudiendo la ciencia forense determinar con rigor científico si se trató de uno u otro modo de muerte violenta: suicida, homicida o accidental”, determina el informe firmado por los especialistas, y entregado a la jueza a cargo de la causa, María Gabriela Marrón, en la sede del EAAF, en la ex Esma.

La perito de la familia, Virginia Creimer, firmó en disidencia, ya que ella sostiene que a Facundo lo asesinaron. “El informe pericial no explicó qué hicieron con él”, indicó. Los resultados llevan la firma de otros catorce peritos: cinco del EAAF, cinco del Cuerpo Médico Forense de la Suprema Corte de Justicia, tres de la Universidad Nacional del Sur y una perito del Conicet. 

En la ex Esma estuvieron presentes, además de la jueza Marrón, la abogada querellante por la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) Margarita Jarque, y el fiscal especial Horacio Azzolín, designado junto al fiscal de la Procuvin Andrés Heim para formar equipo con el fiscal Santiago Ulpiano Martínez, recusado por la familia en dos oportunidades.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas