Batalla de Ideas

7 septiembre, 2020

Washington Bullets, un libro para conocer cómo actúa el imperialismo

“Como su héroe, Eduardo Galeano, Vijay Prashad cuenta la verdad de forma adorable. No es un truco fácil, pero él lo hace sin esfuerzo”. Así describe Roger Waters el último libro de Vijay Prashad, recién publicado en español por la Editorial Batalla de Ideas, con prólogo de Evo Morales.

Fernando Vicente Prieto*

COMPARTIR AHORA

El libro, cuyo título completo en esta edición es Washington Bullets. Historias de la CIA, intervención y golpes de Estado, describe a través de un registro detallado y al mismo tiempo sencillo la acción imperial de EE. UU. durante los siglos XX y XXI. 

El texto se centra particularmente en el período posterior a la Segunda Guerra Mundial, cuando EE. UU. emerge como el gran triunfador dentro del “mundo occidental”, desplaza al imperialismo europeo en decadencia y se consolida una confrontación contra la URSS. En el marco de un mundo bipolar y con la denominada Guerra Fría como telón de fondo, emergen en Asia, en África y en América Latina y el Caribe una gran cantidad de luchas de liberación nacional y social. Estas son percibidas por los sucesivos gobiernos norteamericanos —y su complejo industrial militar, siempre en crecimiento— como una amenaza al sistema capitalista a nivel global y desde ya, a su propia posibilidad de hegemonía. 

De modo que a partir de 1945 se generalizan los mecanismos de intervención en la política soberana de otros países a partir de la utilización de una amplia gama de recursos legales e ilegales, que van desde el apoyo más o menos clandestino a los aliados locales, en ocasiones grupos abiertamente nazifascistas —como en Alemania y Japón, inmediatamente después de la guerra—, hasta la intervención directa en acciones en el terreno.

“La principal contradicción en los años posteriores a 1945 no era por los ejes Oriente y Occidente —la Guerra Fría— sino entre en Norte y el Sur: la guerra imperialista contra la descolonización”, sostiene el autor, Vijay Prashad, historiador y periodista nacido en India, editor jefe de LeftWord Books (Nueva Delhi) y coordinador a nivel global del Instituto Tricontinental de Investigación Social.

En ese contexto, se relatan diferentes situaciones que ilustran sobre el carácter del imperialismo, mostrando objetivos, estrategias y formas operativas que desnudan la contracara del discurso oficial de EE. UU. Allí donde se presume sobre la búsqueda de “democracia, libertad y prosperidad” en clave norteamericana, los hechos muestran presiones, golpes de Estado, torturas, asesinatos y todo mecanismo útil para consolidar el predominio imperial. De ahí que Roger Waters, desde la contratapa, destaque como un logro la capacidad para escribir de forma entrañable —en un estilo que, ciertamente, recuerda a Eduardo Galeano— los horrores de una verdad tantas veces ocultada, o al menos relativizada, como si el imperialismo no existiera o fuera propio de un lejano pasado.

Entre muchos otros episodios, en Washington Bullets se abordan desde los golpes en Irán (1953) y en Guatemala (1954) hasta los mecanismos para el “cambio de régimen” en Brasil (2016) y en Bolivia (2019), sin olvidar el asedio contra Venezuela, vigente en los últimos veinte años, período en que se consolidó el paradigma de “guerras híbridas” o “de espectro completo”. Este recorrido incluye, a su vez, la Operación Cóndor, el plan bajo supervisión de la CIA por medio del cual se implementaron dictaduras cívico militares para secuestrar, torturar y asesinar dirigentes y militantes populares en toda América del Sur.

¿Por qué escribir un libro sobre el imperialismo?

Consultado para este artículo, Vijay Prashad sostiene que el libro es, en parte, el resultado de un trabajo de toda la vida. Pero al mismo tiempo fue concretado a partir de un hecho de mucha actualidad. 

“Cada vez que escribía como periodista o como historiador sobre un país, en la mayoría había algún impacto del imperialismo de EE.UU.”, explica. Pero fue durante la investigación sobre el asesinato del embajador estadounidense en Afganistán —ocurrido en 1979, en circunstancias no esclarecidas— que empezó a vincularse con fuentes directas. Esto fue por un proyecto que tenía hace unos diez años. En ese contexto, “empecé a acumular todo el material que pude y hablé con un número de ex-agentes de la CIA, oficiales de campo, directores de operaciones y gente por el estilo”, quienes no le dijeron realmente qué pasó y en cambio le advirtieron que no se metiera mucho en ese tema. Por eso nunca pudo escribir ese libro, aunque sí conoció de primera mano otras cosas interesantes. “Aprendí mucho sobre cómo operaban, cómo utilizaban la religión y cosas así. Tengo archivos, archivos y más archivos sobre la operación de la CIA”.

Todo este material volvió a encontrar un sentido hace pocos meses, tras el golpe de Estado en Bolivia contra el gobierno de Evo Morales. “Cuando el golpe tuvo lugar y hubo gente, incluso en la llamada izquierda, que salió y dijo ‘no fue un golpe, el señor Morales fue responsable de esto y lo otro», sentí que otra generación necesitaba aprender sobre la historia del imperialismo estadounidense. Y cómo lo que le pasó al presidente Morales de hecho se remonta a lo que le pasó a Jacobo Arbenz en 1954 en Guatemala, a lo que le pasó a Mohammed Mossadegh en Irán 1953 y así sucesivamente”.

Entonces comenzó a escribir intensamente y en tres meses tenía el libro terminado, con la intención de mostrar que detrás del golpe de Bolivia “hay un proceso, un procedimiento, no se trata de un evento inusual. Por eso escribí el libro”. 

“Me gustaría que el libro fuera leído por militantes. Me gustaría que tuvieran una idea muy clara de lo que es este imperialismo, de cómo las técnicas de la guerra híbrida encajan en el proyecto global del imperialismo. Escribí este libro pensando en la militancia, es de lectura bastante rápida. Creo que no es una lectura difícil, si no fuera por la pandemia sería para que lo lleves contigo al campo o al barrio cuando estés ahí fuera organizándote, leyendo partes en un descanso. Y bueno, ahora, con la pandemia, es tiempo para leer: espero que la gente lo lea”.

Un instrumento para la batalla de ideas

El libro, de 188 páginas, fue presentado el viernes 4 de septiembre en una conferencia virtual organizada por las editoriales Batalla de Ideas y Expressão Popular (que editó en portugués), junto a Tricontinental y a la Articulación de Movimientos hacia el ALBA. En ella, el autor conversó con Tatiana Berringer, profesora de Relaciones Internacionales e integrante de la coordinación de la oficina Brasil de Tricontinental; y con el editor de la revista Crisis e integrante del Equipo de Investigación Política (EdIPo), Mario Santucho.

La actividad, además de charla abierta, sirvió de lanzamiento a un taller de formación dirigido a un grupo más pequeño, conformado por militantes de movimientos populares del continente. Laura Capote, responsable de Formación de ALBA Movimientos, consideró que esta iniciativa es importante “para debatir uno de los conceptos que más utilizamos: el imperialismo. Muchas veces repetimos este término sin ir a ejemplos concretos, que nos permiten conocer e ilustrar mucho mejor las denuncias que estamos haciendo”. 

A su vez, valoró que “reflexionar sobre los casos y efectos concretos nos permite que nuestra militancia sea cada vez más crítica y pueda comprender de una manera más profunda los fenómenos vinculados al imperialismo. También nos parece fundamental que se conozcan los procesos de lucha y resistencia ante los intentos de intervención del imperialismo y nos anima saber que muchos y muchas militantes se motivaron a participar en este proceso de lectura y reflexión”.

La referente destacó que este taller está dirigido a 38 personas, un poco más que el cupo originalmente previsto, y que se inscribieron personas provenientes de 19 países: Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil, Chile, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, El Salvador, Nicaragua, Honduras, Guatemala, México, Cuba, Haití, Trinidad y Tobago y también de Estados Unidos.

Prashad mostró su satisfacción con la realización de esta actividad. “Estoy muy contento de que haya un taller en colaboración con los movimientos continentales de ALBA y otras articulaciones y espacios”, expresó. “Los autores juegan un papel extraño, es un negocio solitario, ya sabes: te sientas contigo mismo, bueno, a menudo yo escribo en un cuaderno, escribo los primeros borradores en los cuadernos, lo pones en la computadora, lo envías a un editor, trabajan juntos editor y escritor y luego el libro se publica, pero no sabes si se está leyendo, si está teniendo un impacto. Así que es una gratificación cuando te enteras de que habrá talleres sobre tu trabajo y actividades por el estilo”, explicó. 

“Pero esto no es sólo una gratificación personal: este es un libro contra el golpe de Estado en Bolivia y contra la guerra híbrida contra Irán, contra Venezuela, contra el asedio a los pueblos del Sur. En Mali, otro golpe. Tailandia, otro golpe. Este es un libro escrito para los movimientos de agricultores que defienden la tierra y a su gente, que defienden sus hogares, para los estudiantes que defienden su derecho a la educación. Espero que este libro sea utilizado por ellos. Espero que les proporcione los escudos y la armadura ideológica en la batalla de ideas contra el imperialismo, así que estoy muy agradecido de que la gente lea el libro. Políticamente, espero que el libro sea leído y sirva para que puedan luchar y avanzar”.

* Integrante de la Editorial Batalla de Ideas y del OBSAL (Observatorio de coyuntura en América Latina y el Caribe) del Instituto Tricontinental. Editor del libro Washington Bullets.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Batalla de Ideas