Mundo Gremial

20 agosto, 2020

Daniel Yofra: “De esta crisis se sale colectivamente”

Cuarta entrega del ciclo de entrevistas “Sindicalismo y Pandemia”. Este vez dialogamos con Daniel Yofra, secretario general de la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina.

Guadalupe Santana*

@puede_fallar

COMPARTIR AHORA

Daniel Yofra es el titular de los aceiteros, uno de los gremios que mejores condiciones laborales ha logrado en estos últimos años. En 1992 empezó como trabajador en la primera empresa de procesamiento de Dreyfuss en la provincia de Santa Fe. Al año siguiente fue elegido delegado. 

En el 2009 integró una lista que ganó las elecciones para la Federación. Desde el 2004 venía de encabezar una lucha exitosa por el salario mínimo, vital y móvil para los trabajadores del sector. Finalmente, en el 2013 sus compañeros lo eligen para ser secretario general de la Federación Aceitera. 

¿Cómo enfrentó el sindicato la pandemia?

Cuando el Presidente de la Nación decretó el aislamiento social fuimos una de las excepciones. Teníamos dos alternativas: enfrentar el decreto, no ir a trabajar y oponernos a la decisión gubernamental o ir a trabajar y extremar las medidas para prevenir el contagio. Así que la  decisión de la Federación fue acatar el DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia). Lo que hicimos fue recorrer todas las empresas. Nosotros ya teníamos nuestro propio protocolo con los comités mixto de seguridad e higiene industrial.

¿Qué particularidades presenta el caso de la actividad agroexportadora?

En la actividad agroexportadora uno no solamente trabaja con la materia prima como la soja, maíz y el trigo, sino que uno también trabaja con el factor humano: camioneros, personal de los barcos que, si bien tienen protocolo, los compañeros aceiteros suben al barco y toman muestras. Extremamos todas las medidas de seguridad, por eso hasta el momento no tuvimos contagios entre los trabajadores aceiteros. Ninguna empresa estaba preparada para una pandemia y nosotros tampoco pero se ha trabajado muy bien.

¿Hay otros métodos de lucha para este contexto?

Los mecanismo de lucha son los mismos de siempre. Nosotros tenemos la huelga como herramienta principal y nunca la descartamos por si había que implementarla en caso de un posible contagio o para prevenir la seguridad de los compañeros.En este tramo de la pandemia las patronales también juegan y piensan en producir.

¿Qué opinas del acuerdo entre la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Unión Industrial Argentina (UIA)?

Nos enteramos por los medios del acuerdo entre la CGT y la UIA, En ningún momento se nos informó de una reunión. En este sentido no estoy pretendiendo la utopía que exista una democracia dentro de la CGT pero si por lo menos una consulta a aquellos que estamos afectados por la pandemia. 

No es justo que siempre los trabajadores terminemos pagando las consecuencias de los vaivenes económicos. No puede ser que sigamos teniendo una CGT que lo único que se limita es a aceptar las imposiciones de los gobiernos y las patronales. No estoy de acuerdo en este sentido, pero se que sirve de paragua para otros trabajadores que no tiene gremio, que no están representados y que tal vez estén suspendidos y no cobran un peso. 

¿Cuáles son los conflictos que se vienen? y ¿Cuál era la situación previa a la pandemia y cómo cambió?

Vemos un panorama bastante desalentador y crítico. Con la pandemia se perjudicaron la mayoría de los trabajadores. Antes de la pandemia el 50 por ciento de los trabajadores registrados cobraban como pobres. A esto se le sumó los trabajadores independientes, monotributistas que hace meses que no trabajan. Vemos que va a haber un alto grado de conflictividad. De esta crisis se sale como de la crisis del 30: con pleno empleo y salarios mínimos a derecho.

¿Qué valoración haces del rol de los sindicatos durante la pandemia?

La pandemia sacó a flote todas las necesidades que tenemos como movimiento obrero. También las falencias que tenemos como organizaciones donde los sindicatos están más para aceptar lo que imponen las patronales que lo que realmente los trabajadores necesitan. Ojalá que esto sirva para que los trabajadores tomemos conciencia de cuál es nuestro rol como clase. Necesitamos más solidaridad y que los compañeros entiendan que de esta crisis se sale colectivamente y no de forma individual. 

*Secretaria de Juventudes de la Asociación de Empleades Judiciales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas