Mundo Gremial

16 junio, 2020

“La asistencia del Estado debe estar enfocada en los que peor la están pasando”

Carla Gaudensi es la primera mujer al frente de la Federación Nacional de Trabajadores de Prensa (FATPREN) desde su fundación, en 1957. En diálogo con Notas, comentó cuál es la situación de les trabajadores de prensa en un contexto de crisis, y cuáles son las demandas del sector.

Daniela Errecarte

@DanoErrecarte

COMPARTIR AHORA

Dentro de la particularidad del contexto, les trabajadores de prensa –de los cuales, según un estudio del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA), el 66% de sus salarios se encuentran por debajo de la canasta total-, son uno de los sectores más golpeados. 

Rebajas salariales, suspensiones arbitrarias y sueldos insuficientes son tan sólo algunos de los factores que se profundizaron por la crisis económica desatada por la pandemia. A esto se le suma lo mismo de siempre: falta de cupo laboral para mujeres, travestis y trans, enormes brechas salariales, y la constante precarización mediante contratos de trabajo inestables.

La última encuesta sobre salarios, teletrabajo y condiciones laborales del SiPreBA arrojó nuevos datos preocupantes: el 39,3% de les trabajadores de prensa mantienen más de un empleo, de los cuales el 16,2% afirma que “hace changas” en otros rubros. Además, el 49,3 % de las mujeres y disidencias cobró un sueldo por debajo de la línea de pobreza, mientras que para los varones el porcentaje fue del 37,5%.

Para profundizar en todas estas problemáticas y demandas demandas, Notas habló con Carla Gaudensi, primera Secretaria General mujer de la Federación Nacional de Trabajadores de Prensa (FATPREN) -que agrupa a les trabajadores de los medios de todo el país-, y dirigente del SiPreBA.  

¿Cómo se vieron afectades les trabajadores de prensa frente al impacto de la pandemia?

La pandemia profundizó la crisis con la que ya veníamos. En el contexto actual el conjunto de los trabajadores y trabajadoras del país, y podríamos decir del mundo, está sufriendo las consecuencias de la profunda crisis derivada del coronavirus. La economía mundial se ve muy afectada y los sectores empresarios siempre buscan descargar la crisis sobre las espaldas de los trabajadores y trabajadoras con más precarización, reducción salarial y despidos. Ante ese panorama, nuestro único reaseguro es la organización de les trabajadores en cada empresa. Tenemos que fortalecer las asambleas, las comisiones internas y que desde abajo surja la fuerza que pueda hacerle frente a esta crisis.

-¿Cómo abarcan esta situación desde el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) y la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN)? ¿Cuáles son los reclamos y propuestas que levantan en este contexto?

Creemos que es necesario que el Estado profundice el control en las empresas que son beneficiadas con el ATP (para que no se aprovechen empresarios inescrupulosos) y que llegue de forma urgente a quienes no ha llegado, por ejemplo, a nuestros compañeros y compañeras de medios cooperativos y autogestivos. La asistencia del Estado debe estar enfocada en los que peor la están pasando en este contexto. Y, sin dudas, a la hora de pensar de dónde se obtienen los recursos, apoyamos decididamente el impuesto a las grandes fortunas y una reforma impositiva integral que permita que pongan más quienes más tienen y se enriquecieron en este tiempo.

Además, en el último plenario de FATPREN, que fue histórico porque al hacerlo de manera virtual pudimos integrar a las y los delegados de base de las distintas empresas del país, votamos comenzar una campaña para lanzar un proyecto que busca gravar la facturación bruta total de publicidad de las grandes plataformas como Facebook, con una tasa del 6 por ciento.

Además, proponemos redefinir el sentido y uso de la cuantiosa masa de recursos públicos que el Estado Nacional, los Estados provinciales y locales destinan a la pauta publicitaria con un objetivo de la promoción de la diversidad informativa y un trabajo periodístico en condiciones de calidad. Proponemos que el 30% del Presupuesto anual del Estado nacional destinado a pauta oficial se direccione a este fondo e invitar a las provincias y municipios y comunas a adherir a esta iniciativa.

Por último, proponemos que todo lo recaudado con estas iniciativas se destine a un fondo para salvar el trabajo periodístico argentino, con énfasis en el periodismo local, las pequeñas y medianas empresas y los medios cooperativos y comunitarios.

¿Qué desafíos tiene por delante la nueva conducción de la Federación, tras cuatro años de golpes duros al gremio de prensa?

Durante los cuatro años que estuvo el macrismo la clase trabajadora sufrió un ataque sistemático y nosotres no fuimos la excepción. Promovió una reforma laboral que, por suerte, no pudo avanzar, porque se la frenó en las calles y con la organización sindical. También tiene que ver el avance de la concentración mediática que ya existía, pero que alcanzó un punto mayor.

 Ante ese panorama crítico que dejó el macrismo, nuestro desafío desde la FATPREN es construir una alternativa federal y fortalecer los sindicatos de base para que sea más fuerte, y que pueda tener una política nacional. Porque los empresarios de medios son los mismos en todo el país. Es fundamental tener una estrategia colectiva que refuerce por abajo y permita golpear todos juntos.

Una consigna que se ha instalado en el último tiempo es que las mujeres y disidencias «faltamos en los medios», ¿qué acciones considerás que son necesarias para revertir este escenario?

En el ámbito periodístico en particular, si bien en nuestro país hay un largo recorrido de las trabajadoras que peleamos por nuestros derechos, hay que decir que la desigualdad de género es aún muy importante en los distintos medios. Fijate que en los diarios del domingo, por ejemplo, más del 90% de las notas de opinión de todos los medios son escritas por hombres. Lo mismo pasa con las jefaturas, hay un alto porcentaje de varones ocupando lugares que tranquilamente nosotras podríamos acceder. Eso demuestra que queda mucho por hacer y es, sin dudas, uno de los desafíos que tenemos por delante.

¿Qué supone tu conducción de la FATPREN para las trabajadoras de prensa en particular, y para las mujeres y disidencias en general en el mundo sindical, un espacio históricamente reticente a nuestra participación?

En cada terreno, el avance de las mujeres y disidencias en espacios de poder y representación se da gracias a la lucha y la organización colectiva. El avance que ha dado el movimiento feminista en los últimos años (visibilizando nuestra situación, peleando por la ampliación de derechos -como por ejemplo el aborto legal- y contra las distintas violencias que padecemos) y la masividad que ha alcanzado en su movilización sin dudas va generando un cambio en la conciencia y se van viendo sus frutos. Creo que es importante hacer hincapié en la transversalización del feminismo, entender que ser feminista es tan amplio y político que incluye la construcción en lo gremial.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas