El Mundo

15 junio, 2020

La “transición” española y el terrorismo de Estado contra el independentismo vasco

Un documento de la CIA reveló las implicancias del gobierno del ex presidente de España, Felipe González, con los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL). Esta organización paramilitar realizó asesinatos y atentados en el País Vasco entre 1983 y 1987.

Este fin de semana la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. desclasificó un documento titulado España: Terrorismo vasco y respuesta gubernamental. El mismo fue redactado en 1984 y ratifica algo que ha sido denunciado por la izquierda vasca (abertzale) durante décadas: el gobierno de Madrid aplicó el terrorismo de Estado para combatir el independentismo de esa región.

Entre 1983 y 1987 operaron en el País Vasco los autodenominados Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL). En los hechos era una organización paramilitar que realizó atentados y asesinatos contra activistas políticos y también contra personas sin ningún tipo de participación, como José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala, que fueron enterrados en cal viva.

El gobierno del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), a cargo de Felipe González, siempre negó sus vínculos con esta agrupación terrorista. Sin embargo, por los crímenes de los GAL años después fueron condenados varios funcionarios: los exministros del Interior José Barrionuevo y José Corcuera; el secretario de Estado por la Seguridad, Rafael Vera; el secretario general del Partido Socialista de Euskadi-PSOE, Ricardo García Damborenea; el gobernador civil de Guipúzcoa, Julen Elgorriaga; el teniente coronel Ángel Vaquero; y el general de la Guardia Civil del cuartel de Intxaurrondo, Enrique Rodríguez Galindo.

Las revelaciones de la CIA ahora llegan hasta el punto más alto e implican al mismísimo expresidente. «Felipe González ha acordado la creación de un grupo de mercenarios para combatir fuera de la ley a terroristas», asegura el documento.

«Si la supuesta participación de Madrid es confirmada, las credenciales democráticas del Gobierno español y del Partido Socialista quedarían manchadas seriamente», añade inteligencia estadounidense.

Finalmente plantea que existían «conexiones» entre el GAL y organizaciones criminales, así como también con los grupos ultraderechistas la Organización del Ejército Secreto (OAS), y la Legión Extranjera Francesa. 

Frente a esta situación la izquierda abertzale, nucleada en Euskal Herria Bildu, solicitó este lunes ante el Congreso español que Felipe González comparezca ante el Poder Legislativo para dar explicaciones. 

“Ahora ya sabemos lo que ya sabíamos: que hubo un presidente de un gobierno europeo que organizó y financió una trama criminal para matar gente. Para matar refugiados políticos o para matar disidentes”, declaró uno de los máximos dirigentes de Bildu, Arnaldo Otegi. Y consideró que esto permite hacer “un resumen altamente significativo de eso que han llamado la transición y el Estado de Derecho”.

Este lunes Otegi llamó la atención respecto a que en los medios de comunicación no haya “ningún editorial al respecto, ni –salvando alguna excepción– ninguna portada dedicada al tema”.

“Un presidente, nada más y nada menos que de un gobierno europeo, decidió montar una trama criminal con mafiosos para matar gente y la mató y nadie pone un punto de escándalo en esto”, concluyó.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas