Nacionales

11 junio, 2020

La intervención a Vicentin “no está en duda” afirmó el ministro de Agricultura

Luis Basterra además remarcó que mientras se discuten los términos de la expropiación “la exportación de granos es un área estratégica y que esté en manos argentinas es de absoluta importancia” y defendió el derecho a la soberanía alimentaria.

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, ratificó hoy que “no está en duda” la intervención por 60 días a la cerealera Vicentin “mientras se discuten los términos de la expropiación”, y remarcó que “la exportación de granos es un área estratégica y que esté en manos argentinas es de absoluta importancia”.

“La producción agropecuaria es estratégica por el ingreso de divisas para resolver la restricción exterior: si no entran dólares hay que tomar deuda y eso llevó a una tremenda crisis a partir de las políticas de los últimos cuatro años”, destacó.

También subrayó la importancia de que Vicentin “quede en manos argentinas, ante el riesgo concreto de que la empresa se venda a precio de quiebra y la altísima chance de que la Argentina pierda una compañía de relevancia económica y simbólica”.

Y aclaró: “La soberanía alimentaria no es una idea abstracta, sino un concepto adoptado por casi 200 países en el marco de la FAO (Fondo de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). 

“Se trata del derecho de los pueblos a garantizar la alimentación de sus ciudadanos con las pautas culturales y las necesidades de salud de un derecho humano esencial”, precisó. “Tener un instrumento que pueda garantizar la provisión de alimentos de manera sostenida en cantidad y calidad, de acuerdo con la libre elección de sus ciudadanos, es un derecho que vamos a acompañar en cada una de nuestras decisiones”, sostuvo.

Por otra parte, explicó que “a partir de un acuerdo consensuado con las empresas molineras y exportadoras se ha autoregulado la exportación, para garantizar la harina que se demanda para consumo interno, de aquí al enlace con la nueva cosecha, y los envíos al principal mercado, que es Brasil”. El funcionario dijo que ese acuerdo se adoptó al haberse adelantado las ventas al exterior de trigo, a partir de hipótesis, que no ocurrieron, de suba de retenciones hasta 25%, cuando en realidad quedaron en 12%.

No obstante, indicó que “nada le impide a las empresas seguir registrando exportaciones, con lo cual entraría en tensión el mercado interno y no estaría garantizada la provisión de harina”.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas