Mundo Gremial

27 mayo, 2020

La justicia laboral ordenó por primera vez el pago de salarios adeudados durante la cuarentena

Un juzgado nacional resolvió el pago inmediato de los sueldos adeudados a trabajadores y trabajadoras de un local de una cadena de heladerías cerrado desde marzo y que nunca abonó los sueldos. Hablamos al respecto con Joaquin Corti Bielsa, miembro del estudio de Abogades en Cooperativa, que llevó adelante la medida.

El juzgado nacional de primera instancia en lo laboral N°12 a cargo de la Doctora Silvia Santos resolvió este martes que la cadena de heladerías Guapaletas pague los salarios adeudados de marzo y abril a sus empleados y empleadas.

La medida se refiere a un local que cerró el 20 de marzo pasado y jamás dio respuesta al reclamo de sus trabajadores por el pago de los salarios. A pesar que se encuentran vigentes decretos y resoluciones del ministerio de Trabajo que ordenan el pago íntegro de los sueldos y que desde el Estado se puso a disposición el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) para el pago del 50% del mismo, la empresa se encontraba en falta.   

“Estos ataques sólo pueden llevarse adelante con la complicidad de direcciones sindicales” 

El planteo del trabajador, que fue representado por Joaquín Corti Bielsa, miembro del estudio de Abogades en Cooperativa, especificaba que el incumplimiento de la empresa fue flagrante y urgente por lo cual la justicia debía ordenar su cobro forzoso con la simple petición y acreditación de la situación. 

“En la medida cautelar que presentamos se estaba reclamando un pago de sueldos adeudados a un trabajador siendo el primer fallo en el marco de la cuarentena que falla en este sentido”, explica Corti Bielsa en diálogo con Notas.

“Lamentablemente este tipo de abusos de las empresas se están dando de manera masiva con los trabajadores”, añade. “Otras empresas despidieron masivamente a pesar que están prohibidos los despidos desde el 1 de abril, empresas que han hechos rebajas salariales incluso por debajo del acuerdo que firmó la CGT (Confederación General de Trabajadores) con la UIA (Unión Industrial Argentina) homologado por el gobierno nacional”, precisa.

A su vez, se lamenta que conflictos de este tenor son “un tema habitual”. Y agrega: “Entendemos que todos estos ataques solamente pudieron llevarse adelante con cierta anuencia y complicidad de direcciones sindicales como la CGT que están presentes en muchos lugares de trabajo donde se han tomado este tipo de medidas ilegales y violatorias de la normativa laboral”.

“Los trabajadores muchas veces desamparados prefieren preservar su puesto de trabajo y lamentablemente tienen que aceptar las condiciones que les impone la patronal sabiendo que es muy difícil hoy  en día conseguir otro trabajo”, destaca. “El fallo de Guapaletas abre una vía legal para que todos estos atropellos se puedan hacer valer en la justicia”, concluye. 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas