El Mundo

7 abril, 2020

Condenaron a Rafael Correa a 8 años de prisión

El ex mandatario ecuatoriano fue juzgado en ausencia y proscripto políticamente por 25 años. Junto a otros 11 ex colaboradores lo sentenciaron por supuestos “delitos de cohecho agravado”.

Un Tribunal de la Corte Nacional de Justicia de Ecuador condenó a ocho años de prisión al ex presidente Rafael Correa y a su ex vicepresidente Jorge Glas, ambos acusados de delitos de corrupción. El fallo además les imposibilita participar en política por 25 años.

Otros funcionarios involucrados son el ex secretario jurídico de la presidencia, Alexis Mera, la ex ministra de Transporte y Obras Públicas, María de los Ángeles Duarte, y su ex asesor, Pedro Espinoza. 

“Luego de 32 días de análisis de pruebas determinamos que el ex presidente Rafael Correa conocía de los aportes indebidos para su movimiento político, a través de sus asesoras presidenciales en el Palacio de Carondelet”, informó durante la lectura de la sentencia el juez Iván León.

La sentencia se da en el marco de la mediática causa “Sobornos 2012-2016” que se originó en abril del año pasado a raíz de una denuncia periodística del portal La Fuente. El fallo obliga al ex jefe de Estado a pagar daños y perjuicios y hasta se le ordenó la colocación de una placa en el edificio de la Presidencia pidiendo disculpas públicas. Pero la pena aún debe ser ratificada o rechazada en segunda instancia para ser ejecutada.

Según la Fiscalía, entre 2012 y 2016, un grupo de funcionarios de la Presidencia tenían un sistema de financiación paralela para recolectar aportes clandestinos de empresarios para el partido oficialista Alianza País. El dinero recaudado, unos siete millones de dólares, se habría utilizado en la campaña para la reelección del ex mandatario en 2013. 

“No tengan la menor duda de que hoy nos van a condenar. Les dije que todo era un show y ya estaba preparado”, señaló Correa desde Bélgica, el país natal de su esposa y donde reside con su familia. Además, calificó al veredicto de “mamarrachada”. “Esto era lo que buscaban: manejando la justicia para lograr lo que nunca pudieron en las urnas”, sostuvo en su cuenta Twitter.

“Mi completa solidaridad con el compañero Rafael Correa quien es víctima de una persecución política sin límites”, sostuvo Evo Morales, ex presidente de Bolivia destituido por un golpe de Estado, al enterarse del veredicto.

Por su parte, el director del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG), el español Alfredo Serrano Mancilla se preguntó si “aún cree la Alianza que gobierna en Ecuador (Lenín, Nebot-Viteri y socialcristianos, banca, cámaras empresariales, grandes medios, embajada USA) que pueden tapar la tragedia actual con decisión de dictaminar prisión contra Correa?”.

La condena al ex presidente y sus funcionarios tiene lugar en un contexto en el cual Ecuador ocupa el segundo lugar, detrás de Brasil, en la lista de los países de América Latina donde más se propagó el coronavirus. Pero, a diferencia de su vecino, posee un territorio 30 veces más pequeño y una población 12 veces menor, lo que lo convierte en la nación de la región con mayor número per cápita de contagios y muertes.

La magnitud de la crisis causada por la pandemia es tal que la alcaldía de la ciudad de Guayaquil, la más afectada, tomó la decisión de entregar ataúdes de cartón para dar sepelio a los cadáveres acumulados en las casas, calles y morgues.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas