Educación y Ciencia

17 febrero, 2020

Un comienzo de año conflictivo para la educación en la Ciudad de Buenos Aires

Falta de vacantes, salarios congelados y despidos de capacitadores y capacitadoras, concursos no realizados y la negociación paritaria. Las y los docentes de la capital del país enfrentan el ajuste de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta.

Alicia García Tuñón

@AliGarciaTunon

COMPARTIR AHORA

El retorno de las vacaciones de los docentes de la Ciudad de Buenos Aires, se avecina con conflictos. La caída del presupuesto educativo en más de 10 puntos desde que se inició la gestión del PRO tiene sus consecuencias.

En primer lugar, la falta de vacantes. Miles de niños y niñas, sobre todo del nivel inicial, están en listas de espera.  La promesa de nuevas escuelas quedó sólo en esto. La mayoría de las nuevas construcciones se utilizaron para trasladar instituciones que estaban en edificios en pésimo estado por lo que no se generó mayor número de vacantes.

Según los datos recopilados por agrupaciones de familias sin vacantes y la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) en 2019, menos del 40% de las inscripciones obtuvo su vacante.

Asimismo, otro de los casos que movilizó el año pasado a la comunidad educativa y a los trabajadores del Hospital Ramos Mejía es el Jardín Maternal que funciona allí desde 1986.

El Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta lo trasladó a la Manzana 66 de Avenida Jujuy y Belgrano por lo que se hizo una presentación ante la justicia de la ciudad para evitar el cierre. 

Previamente se había intentado cerrar el jardín y esto fue resistido por la movilización que logró una medida cautelar. El lactario del Ramos atiende a niños hasta los dos años, en su mayoría hijos del personal del hospital.

“Ante la cantidad de familias en lista de espera esto resulta una burla. La Ciudad, las niñas y los niños del barrio de Balvanera, necesitan las dos escuelas infantiles, la del Hospital y la de Manzana 66. Elegir abrir uno y cerrar otro que está en funcionamiento es dejar a cientos de familias sin escolarización temprana”, denunció la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) en un comunicado.

Este martes a las 10.30 se realizará una audiencia pública con presencia de los sindicatos docentes en el juzgado de la calle Tacuarí 124 para definir la situación.

Otro de los conflictos de comienzo de año es el que llevan adelante los capacitadores contratados por el Ministerio de Educación para dar formación para todos los maestros y maestras del nivel primario de la ciudad.

Desde hace tres años, y luego de que se reclamara capacitación en servicio, la ciudad comenzó a contratar docentes para dar estas formaciones en prácticas del lenguaje, matemáticas, ciencias sociales y naturales.

El conflicto comenzó cuando se rumoreaba que iban a bajar muchos de los casi 300 contratos. A su vez, los contratos que se renovaron se hicieron sin ninguna actualización salarial desde enero de 2019.

Esto generó malestar entre los capacitadores y capacitadoras quienes comenzaron a organizarse y a plantear que si no se aumentaban los sueldos y mejoraban las condiciones de contratación, las formaciones no comenzarían el martes 18 de febrero.

Ante esto, el Ministerio intenta frenar la medida, convocando a docentes de otros programas para reemplazar a los capacitadores y anunciando la baja de los contratos de quienes vienen trabajando desde 2017.

El viernes último, en asamblea, las y los docentes decidieron que concurrirán a las sedes de las escuelas en las que debieran hacer las capacitaciones y exigir una reunión con el Ministerio de Educación para dialogar sobre las formas de contratación y el aumento salarial.

Finalmente, un tercer conflicto lo sufren profesores de música, educación física, tecnología e idiomas de las escuelas de nivel inicial, primario y especial para la cobertura de cargos. 

Históricamente se realizan a fin de cada año los concursos para ingreso, traslado y acrecentamiento de cargos. Pero a fines de 2019, la Dirección de Carrera docente del Ministerio de Educación decidió no convocarlos y hasta la fecha no hay un cronograma para hacerlo. Sumado a esto, los listados que se publicaron tienen innumerables errores que perjudican a cientos de trabajadores y trabajadoras.

En una asamblea realizada este viernes en la UTE, los docentes del Área Curricular decidieron darle un plazo hasta el martes 18 para regularizar la situación y amenazan con no realizar los Actos Públicos para nombramiento y tomar medidas de fuerza.

A todo esto resta también ver cómo se desarrollaran las conversaciones con el gobierno de Rodríguez Larreta por las paritarias docentes en la ciudad.

Las actividades educativas están lejos de comenzar en calma.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas