Géneros

5 febrero, 2020

El caso de Luz, cuando la justicia ignora a las víctimas

Tiene 23 años y es acusada por un crimen que no cometió. Está presa por ser pobre y travesti mientras los autores materiales del delito están libres.

Se llama Luz Aimé y estuvo presa en Ezeiza durante ocho meses bajo la falsa acusación de haber cometido un crimen. El 20 de febrero iniciará el juicio que la tiene como única imputada por secuestrar y golpear a un hombre homosexual.

Desde muy pequeña adoptó la identidad de mujer y fue víctima de reiterados ataques de odio. Durante su adolescencia comenzó a prostituirse como la única manera de conseguir algún sustento económico. Fue en una de esas noches de prostitución, cuando Luz tenía apenas 13 años, que un hombre la golpeó tanto que hoy ella está casi ciega.

En 2017 se mudó a Buenos Aires a buscar un futuro mejor,  y empezó a estudiar en el Bachillerato Popular Trans Mocha Celis, mientras vivía en el hotel Gondolín, una asociación de derechos humanos que funciona como refugio y cooperativa de travestis y trans en Villa Crespo.

Una noche de julio de 2018, dos hombres se acercaron a Luz mientras trabajaba en la esquina regular. Ella aceptó y fue al departamento. Estuvo 15 minutos, brindó  los servicios sexuales y se fue. Su presencia en ese lugar es lo único que la une al crimen que cometieron los dos hombres que le pagaron. Minutos antes de que ella llegue, esos tipos habían maniatado y golpeado de manera brutal a un hombre homosexual de 50 años que fue encontrado tres días después, vivo de milagro.

A los dos meses del encuentro, la policía llegó a buscarla y se la llevaron detenida acusada de “intento de asesinato triplemente agravado”. La pesadilla recién empezaba. Al inicio de la causa, ella contaba con una defensa oficial propiciada por el Estado, pero nunca pudo explicarles lo que pasó. Le negaban la palabra, su identidad, y no actuaron para salvarla.

Fue allí cuando desde el Mocha Celis intervinieron y propusieron cambiar la defensa. A cargo de Luz quedaron las abogadas feministas Luli Sánchez, participante en el juicio de Diana Sacayán; Natalia Dalessandro, parte de la querella contra el fallecido Lucas Carrasco y Lara Bertolini, activista travesti y trabajadora judicial.

Absolución para Luz Aimé

Luz Aimé Díaz, joven trans, estudiante del Bachillerato Travesti/Trans Mocha Celis, está atravesando un proceso judicial injusto, lleno de estereotipos de género. Actualmente, cumple prisión domiciliaria en el Hotel Gondolin, mientras espera para su juicio en el mes de febrero 2020. Desde la campaña y junto con las compañeras del hotel Gondolin, compartimos este vídeo informativo pidiendo la absolución de Luz. Agradecemos a les compañeres que colaboraron en la elaboración de esta pieza audiovisual, a Luz y a sus compañeras del @hotelgondolin. Dirección: Nora Lezano Fan Page Cámara y edición: Gonzalo SánchezMastering: andresmayoestudio >> pueden sumarse a la campaña enviando sus adhesiones al mail : absoluciónparaluz@gmail.com >>IG: https://www.instagram.com/absolucionparaluz/Facebook: Campaña por la absolución de Luz AiméGmail: absolucionparaluz@gmail.com

Posted by Campaña por la absolución de Luz Aimé on Tuesday, January 21, 2020

Bajo su defensa lograron que Luz saliera de Ezeiza ya que lograron comprobar que su discapacidad visual aumentaba, y el contexto de encierro solo cooperaba para acelerar la muerte de una persona cuya expectativa de vida no supera los 35 años de edad.

Ahora cuenta con prisión domiciliaria que cumple en el hotel Gondolín hasta que comience el juicio el próximo 20 de febrero. Sus compañeras, acompañadas de diferentes organizaciones feministas y de derechos humanos, lanzaron una campaña para exigir su absolución al mismo tiempo que solicitan ayuda social, alimentos, vestimenta y demás bienes que Luz no puede comprar ya que tiene prohibido volver a trabajar fuera de la pensión.

Al momento, la fiscalía no recolectó pruebas y tampoco busca a los verdaderos responsables del doble crimen de odio: el que sufrió el hombre de 50 años golpeado; y el de la propia Luz, que está pagando por un delito que no cometió.

Bajo el hashtag #AbsoluciónParaLuz buscan darle visibilidad al caso y juntar fuerzas para que el poder judicial patriarcal deje lugar a la justicia feminista para una mujer cuya vida estuvo signada por la violencia machista.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas