El Mundo

19 diciembre, 2019

Avanza el juicio político a Donald Trump

El jefe de Estado norteamericano será el tercer presidente en la historia estadounidense sometido a un juicio político en el Senado luego que la Cámara de Representantes aprobara los cargos en su contra por abuso de poder y obstrucción del Congreso en el Ucraniagate.

En una decisión histórica, las y los congresistas estadounidenses aprobaron este miércoles por 230 votos contra 197 -y una abstención- el juicio político contra el presidente Donald Trump por presionar a un gobierno extranjero, el de Ucrania, para investigar al dirigente demócrata Joe Biden y su hijo Hunter.

Con esta votación, el mandatario será juzgado a principios de enero por el Senado, como establece la Constitución, donde los republicanos son mayoría. Los mismos ya anticiparon que van a vetar el testimonio de más testigos y van a exculpar al presidente de las acusaciones porque las consideran políticamente motivadas.

La respuesta de Trump no esperó el final de la sesión. «A través de sus acciones depravadas, los locos demócratas de Nancy Pelosi se han grabado con una marca eterna de vergüenza», afirmó mientras hablaba en un acto en Battle Creek, Michigan.

«Ellos (los demócratas) no creen que (ustedes) tengan derecho a elegir a su propio presidente (…). Creen que pueden vetar su voto», agregó y sostuvo que «todo va a terminar pronto y con una gran victoria».

Asimismo, manifestó su enojo por Twitter denunciando las “mentiras atroces de la izquierda radical” y de los “demócratas inútiles”.

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo al abrir la sesión que el presidente “dejó a los parlamentarios sin otra opción que apuntar a su destitución, ya que violó la Constitución y abusó de los poderes de su cargo para obtener un beneficio político personal a expensas de la seguridad nacional».

Antes de Trump fueron enjuiciados los demócratas Andrew Johnson, en 1868, y Bill Clinton, en 1998, en ambos casos resultaron absueltos debido a la mayoría demócrata en la Cámara Alta. En el caso de Richard Nixon, enjuiciado por el caso Watergate en 1974, renunció a la presidencia antes de llegar al proceso de impeachment.

¿Por que lo enjuician a Trump?

El llamado Ucraniagate, comenzó cuando trascendió, en julio de este año, que Trump habló con su par ucraniano Volodimir Zelenski y le pidió que investigara por posible corrupción a Hunter Biden. Se trata del hijo de Joe Biden, hoy precandidato demócrata y su posible rival en las elecciones presidenciales del año que viene.

Hunter fue nombrado directivo de una empresa de gas de Ucrania justo cuando su padre lideraba gestiones diplomáticas con Kiev, como vicepresidente de Barack Obama. 

De acuerdo a la denuncia, el mandatario norteamericano habría extorsionado a Zelenski con retener la liberación de 391 millones de dólares de ayuda si no investigaba al hijo del precandidato.

El incidente se dio a conocer a raíz de una denuncia anónima presentada por un integrante de los servicios de inteligencia al inspector general, que la consideró grave y creíble.

¿Cómo continúa el enjuiciamiento?

Una vez aprobado en la Cámara de Representantes, dominada por los demócratas, es el Senado el encargado de llevar adelante el juicio político. Para que se destituya a un presidente se necesitan dos tercios de los votos: es decir, 67 sobre 100 senadores. 

Pero los republicanos tienen 53 legisladores, mientras que los demócratas poseen 47, incluyendo a dos independientes.

Trump llegó a esta votación con unos índices de popularidad en torno al 42%, una cifra que se ha mantenido casi intacta desde que comenzó el proceso. Según las últimas encuestas, el 48% del país se opone a la destitución, mientras que el 47% la apoya.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas