El Mundo

27 octubre, 2019

Chile: se levantó el Estado de Emergencia y Piñera le pidió la renuncia a su gabinete

Luego de la histórica movilización del viernes en Santiago y la multitudinaria marcha del domingo en Valparaíso, el presidente del país trasandino tuvo que dar marcha atrás con sus medidas y sigue sin encontrar respuesta a la crisis.

Hace más de una semana que Chile se encuentra conmocionado por masivas protestas. El viernes pasado en la capital, Santiago, se vivió una movilización histórica donde más de un millón de personas exigieron la renuncia del presidente Sebastián Piñera y cambios estructurales que den por tierra con el modelo neoliberal. 

La exigencia de una Asamblea Constituyente fue una de las consignas que más fuerza tuvo y que cuenta, además, con el respaldo de varios partidos políticos de izquierda.

El jefe de Estado respondió el sábado pidiendo la renuncia de todo su gabinete, suspendiendo el toque de queda en la mayoría de los distritos y levantando, a partir de este lunes, el Estado de excepción. 

«Quiero anunciar a todos mis compatriotas que, si las circunstancias lo permiten, es mi intención levantar todos los estados de emergencia a partir de las 24 horas del próximo domingo», había anticipado Piñera. 

No obstante, la medida llega tarde. La primera reacción del mandatario fue sacar a las Fuerzas Armadas a la calle y decretar el toque de queda en las ciudades más importantes del país. Incluso sostuvo que lo que se estaba viviendo era una “guerra”. 

Hasta el momento se contabilizaron 19 víctimas fatales producto de la represión, además de decenas de denuncias de violaciones a los derechos humanos que incluyen torturas y abusos sexuales por parte de las fuerzas de seguridad.

De acuerdo a un sondeo difundido el domingo, la imagen positiva del presidente se ubica en el 14% y es la más baja desde la recuperación de la democracia en 1990.

Santiago y Valparaíso se mueven

El viernes 25 de octubre las calles de Santiago se vieron colmadas por lo que se denominó como “la marcha más grande de Chile”. Las imágenes fueron impactantes, más de un millón de personas se concentraron en el centro de la ciudad para desafiar el toque de queda y pedir la renuncia de Piñera.

La multitud coreó canciones de Víctor Jara, de Violeta Parra y se veían pancartas de Salvador Allende.

El domingo, el pueblo de Valparaíso hizo lo propio, movilizándose al Congreso local. A pesar del carácter pacífico de la marcha, que reunió a unas 100 mil personas (un hecho sin precedentes en la región), Carabineros los dispersó con gases y carros hidrantes.

El alcalde de la ciudad, Jorge Sharp del Frente Amplio, custionó al gobierno nacional por la represión, tal como viene haciendo hace días por no atender los reclamos populares.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas