El Mundo

12 septiembre, 2019

Pedro Sánchez rechaza una nueva oferta de Pablo Iglesias para formar gobierno en España

A poco más de 10 días para la convocatoria automática de nuevas elecciones el líder de Podemos le ofreció al presidente conformar una coalición por un año, a modo de prueba. Si no funciona le asegura presupuestos y estabilidad parlamentaria. El socialista lo rechazó.

Luciano Coccio*

@LuchismoD

COMPARTIR AHORA

Pablo Iglesias hizo este jueves una nueva propuesta al socialista Pedro Sánchez para intentar cerrar un acuerdo que impida que España repita elecciones: un Gobierno en coalición renovable dentro de un año, con nuevos presupuestos asegurados y estabilidad parlamentaria garantizada por los cuatro años de mandato. La oferta se basaba en la propuesta hecha por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) el pasado julio, una vicepresidencia social y tres ministerios e Iglesias fuera del Gobierno.

«Si después de la aprobación de los Presupuestos Pedro Sánchez considera que la coalición no ha funcionado, Unidas Podemos (UP) se compromete a abandonar el gobierno manteniendo el apoyo parlamentario», comunicaron desde la bancada de UP según afirma la prensa local. 

El todavía presidente en funciones, Pedro Sánchez, rechazó el ofrecimiento luego de una breve llamada telefónica hecha por Iglesias en la tarde de este jueves. Según fuentes socialistas, tras la investidura fallida de julio “no se dan ni las bases mínimas de confianza ni un planteamiento de Gobierno cohesionado, coherente y con una única dirección en una legislatura estable, algo que necesita con urgencia España”, cita el diario Publico.

Aunque desde el PSOE insisten en que las vías de negociación no están cerradas, sí admiten que no está en negociación el gobierno de coalición que propone UP. A cambio mantienen su propuesta de cerrar un acuerdo programático, con garantías para su cumplimiento y puestos técnicos en la administración para sus aliados.

Si bien el PSOE ganó las últimas elecciones generales celebradas el 28 de abril, el sistema parlamentario español obliga a los candidatos a obtener la confianza del Congreso. Los 123 escaños obtenidos por los socialistas son insuficientes por lo que deben conseguir el apoyo de los 42 diputados de UP, los 15 de Esquerra Republicana de Catalunya y los 6 del Partido Nacionalista Vasco. La única opción es que el Partido Popular (PP) y Ciudadanos (C’s) se abstengan, algo que Sánchez reclamó pero que las formaciones de derecha rechazaron.

Buenos sondeos para el PSOE

Según un estudio publicado este mismo jueves por el Centro de Investigaciones Sociológica, un organismo oficial, el PSOE tiene una intención de voto del 29,7%, seguido por el PP con un 11,6%, Unidas Podemos con 8,9%, C’s un 7,4% y un 3,3% para Vox.

La encuesta fue realizada entre mediados de junio y julio pasados, es decir antes de la investidura fallida de Sánchez. Comparado con el último estudio, publicado en julio, el PSOE pierde un punto en intención voto, el PP gana nueve décimas, UP sube un punto y C’s se desploma perdiendo casi cinco. La ultraderecha Vox también cae pero apenas siete décimas. Lo cual indica que el principal perjudicado por la repetición de las elecciones sería el partido de Albert Rivera.

En cualquier caso, este estudio, como todos los que los medios españoles vienen publicando desde hace semanas, no pronostica que ni que el PSOE ni ningún partido vaya conseguir una mayoría suficiente para no tener que llegar a acuerdos con otras formaciones.

Una ronda de consultas y votación in extremis

Este mismo jueves se confirmó que el rey Felipe VI convocará la próxima semana una nueva rueda consultas con los representantes de cada grupo parlamentario. Entre el lunes 16 y el martes 17 mantendrá conversaciones con dichos representantes para constatar si, como indica la Constitución, puede proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno para que el Congreso le otorgue la confianza, es decir vote o rechace su candidatura. 

La investidura podría arrancar el jueves 19 o el viernes 20, ya que la presidenta del Congreso, Martixell Batet, explicó que el miércoles 18 ya está previsto un sesión de control al Gobierno en funciones. Como no hay una mayoría absoluta, la investidura, si es que hay chances de que suceda, se aprobaría indefectiblemente en la segunda votación en la que solo se necesitan más síes que noes. Si se elige el viernes como inicio, esta segunda votación debería ser el lunes 23, fecha límite para no llamar a elecciones nuevamente.

* Desde Barcelona

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas