Nacionales

5 septiembre, 2019

Emergencia Alimentaria: se expande el reclamo por todo el país

El reclamo de los movimientos sociales ya se hizo eco en la Iglesia, partidos opositores, gobernadores, la Confederación General del Trabajo (CGT), la Unión Industrial Argentina (UIA) y sectores del agro.

El reclamo de los movimientos sociales por la Emergencia Alimentaria sigue sumando adeptos a lo largo y ancho del país. A la Iglesia y Roberto Lavagna se le sumaron la Confederación General del Trabajo (CGT) y ocho gobernadores. Además, en la Cámara de Diputados agitan la posibilidad de una sesión especial para tratar el tema.

El miércoles, a través de una carta, la central obrera le pidió al gobierno la “urgente declaración de la emergencia alimentaria y nutricional” para atender “la grave situación social que atraviesan los ciudadanos de nuestro país sumergidos en la pobreza e indigencia”.

Según adelantó Ámbito Financiero, la respuesta a la CGT vendrá el lunes de la mano de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, quien recibió a los popes gremiales el miércoles y se comprometió a ampliar la asistencia alimentaria en comedores y merenderos. Mientras tanto, en el microcentro porteño se desarrollaba una nueva jornada de lucha de organizaciones sociales en medio de la crisis económica.

“La caída de los ingresos laborales y sociales de los trabajadores ocupados, desocupados, jubilados y beneficiarios de planes sociales, por efecto de la inflación y la devaluación de nuestra moneda, registra en la actualidad una pérdida sin demasiados antecedentes en nuestra historia reciente”, retrataron en la carta.

Además, aseguraron que en los últimos años “han caído muchos compatriotas, las dificultades para alcanzar niveles de alimentación básica y nutricional de millones de niños y adultos hoy se expresa con severidad y dramatismo”. Por este motivo, consideran “impostergable tomar medidas urgentes y extraordinarias”.

En el gobierno niegan la posibilidad de declarar la Emergencia Alimentaria, y por el contrario barajan la idea de prorrogar las partidas de la Ley de Emergencia Social, sancionada en diciembre de 2016 y que vence el mismo mes de este año.

En paralelo, ministros de Desarrollo Social de ocho provincias reclaman al gobierno que convoque “urgente a un espacio federal de trabajo conjunto”, y se pusieron a tono con el pedido de Emergencia Alimentaria expresado por diputados opositores, también el miércoles pasado.

Se trata de ocho distritos gobernados por el Partido Justicialista (PJ), que se reunieron en una mesa encabezada por el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, y ministros de Desarrollo Social de Chaco, La Rioja, Tucumán, La Pampa, Tierra del Fuego, Santa Cruz y Formosa, junto al diputado nacional Daniel Arroyo.

Allí acordaron tres puntos: declarar la emergencia alimentaria, actualizar las partidas presupuestarias en torno a la asistencia alimentaria y nutricional, y garantizar el acceso a la compra de alimentos básicos.

Según datos de Centro de Economía Política para la Argentina (CEPA), el 49,6 por ciento de niños y niñas del país son pobres, y un 11,3 por ciento vive en la indigencia. A su vez, destaca que entre enero y diciembre de 2019 el poder de compra de la Asignación Universal por Hijo (AUH) se habrá reducido un 20 por ciento.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas